ANRED

ANRED
Red Nacional de Medios Alternativos

miércoles, 8 de diciembre de 2010

¿Viven los derechos humanos? Cada día un muerto más

Estos meses se han caracterizado por tener cada día un muerto nuevo.

En manos de las patotas sindicales que el gobierno apoya, en manos de los gobernantes que el gobierno sostiene, murieron hermanos formoseños de comunidades originarias. Ahora, en las villas de Capital Federal fueron desalojados en manos de la policía, personas que piden y reclaman “un lugar en el mundo”, y la repuesta por parte del gobierno una vez más fue la muerte.

Piensan marchar para conmemorar la fecha… el día de los derechos humanos.

¿Con que cara apoyarán la marcha del 10 de diciembre los alcahuetes de siempre? ¿Tendrán la desfachatez de marchar? ¡Mucho ruido y pocas nueces! Los cara dura de siempre.

Con más de 30% de pobreza estructural en el país, con gente que pide trabajo constantemente, no migajas, no limosna; piensan callar las voces y las necesidades con palos y balas.

Los derechos humanos no se negocian, ni ayer ni hoy. Así como no perdonamos el genocidio de la dictadura, tampoco perdonaremos la sangre derramada bajo regímenes constitucionales.


AGMER PARANA

Alejandra Gervasoni.

SECRETARIA GENERAL
Paraná, 8 de diciembre de 2010








Ante los hechos de brutal represión en Villa Soldati
Por UADH Rosario
info@uadh.org

Una vez más la represión como respuesta al reclamo de quienes se ven obligados a tomar con sus propias manos los derechos que el Estado jamás garantiza y solo le son arrebatados por el pueblo a través de la lucha. La falta de vivienda digna está al orden del día, miles de personas sin un techo reclamando por un lugar donde vivir, estamos frente a un derecho tan elemental como ese.

Así como hace muy poco tiempo la burocracia sindical protegida por el gobierno asesinaba a Mariano Ferreyra por solidarizarse con la lucha de los trabajadores, el aliado del gobierno nacional Gildo Insfrán mataba en Formosa a integrantes del pueblo Qom que reclamaba por sus tierras, ayer distintos cuerpos armados de la nación y provincia (Gendarmería, Policia Federal y metropolitana) se unían para intentar disciplinar al pueblo en los hechos ocurridos en Villa Soldati cobrándose la vida de Bernardino Salgueiro y Rosemarie Puja, dejando una beba de dos años herida de bala, al compañero Emanuel Ríos desaparecido y una gran cantidad de heridos y detenidos.

En el predio que había sido ocupado, estaba en marcha la construcción de viviendas “sociales” de la agrupación gubernamental Madres de Plaza de Mayo, quien a través de Sergio Schoklender niega la existencia de un reclamo válido y sólo crítica la lenta acción policial, o sea, deberían haber metido palo y bala mucho antes.

UADH-Indymedia-8/12-Leer

No hay comentarios: