ANRED

ANRED
Red Nacional de Medios Alternativos

jueves, 20 de enero de 2011

A Sendic le faltó tiempo... Jorge Zabalza: el tupamaro testarudo

Uruguay: Entrevista con Jorge Zabalza

por Rosario Touriño
Brecha 7 de enero de 2011

-¿Sendic, como te dijo Xenia, su compañera, está olvidado en Uruguay?
-Las reflexiones de Raúl tienen una visión a largo plazo. Se fundamentan en el análisis del capital, su funcionamiento, sus relaciones con el trabajo y sus consecuencias sociales. Ese pensar a largo plazo es pensar en la lucha por el socialismo. Y en esta época en que el capitalismo ha fracasado, cuando hay una gran crisis que no se sabe bien cuándo terminará, el pensamiento de Raúl se hace
más necesario. Muchos podemos estar desesperanzados, pero la palabra de Raúl es reconfortante y marca el norte. Por eso mantiene su vigencia. Creo que él está olvidado porque hay demasiado desencanto.

-¿En el caso de Sendic incidirá el estigma de la lucha armada?
-Yo no sé si hay un estigma con la lucha armada. En realidad el pueblo uruguayo ha aceptado que la guerrilla de los setenta luchaba por una causa justa, por los de abajo, y por eso hoy tenemos al presiden- te que tenemos. No se llega a la Presidencia sólo porque se es un buen chacarero o se
vive en un barrio periférico, sino porque hay toda una historia, abonada además por muchísima sangre. En cierta manera, la gente puede no compartir los métodos de los setenta, pero sí la causa.

-Uno de los proyectos emblemáticos de Sendic fue el del Frente Grande, que no prosperó. ¿Esa idea no se superponía al Frente Amplio?
-La postura del MLN planteada en 1987 en el Franzini reflejaba tres estrategias. Primero, el Frente Grande como un movimiento más social que partidario. Segundo, el FA como síntesis a la que había llegado la izquierda en Uruguay, para el cual estábamos pidiendo ingreso, algo que era rechazado tanto por (Liber) Seregni como por el PDC. Y en tercer lugar estaba la propuesta de una suerte de "estaca" clavada en el FA, un polo ideológico que sería luego el Movimiento de Participación Popular.

-Este último implicaba además una expresión electoral destinada a avanzar en la interna frenteamplista
-Sí, claro, desde el principio. Los primeros diputados del MPP en 1989 fueron Helios Sarthou y Hugo Cores.

-Ese frentismo, ¿no lo desarrolla Sendic más intensamente cuando recupera la libertad?
-Nosotros participamos en las conversaciones previas a la conformación del FA. Incluso en diciembre de 1970 el MLN planteó un alto al fuego para dar oportunidad al desarrollo del FA.

-Sin embargo, hasta hoy se escucha que el MLN nunca fue muy pro Frente Amplio...
-No, nosotros hicimos un apoyo crítico. Entendíamos también que la creación del FA podía tener un desarrollo puramente electoral y se terminara entendiendo que el ejercicio de la ciudadanía no era la lucha concreta por un programa, sino votar cada cinco años.

-¿Y por qué no cuajó la propuesta del Frente Grande?
-Creo que a Raúl le faltó tiempo. En 1987, cuando se plantea, en Brasil estaba naciendo el Movimiento Sin Tierra, hoy en día el movimiento social más importante de América Latina. En ese mismo año nacía Vía Campesina en Paraguay y se hacen las primeras tomas de carreteras de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador. Había una efervescencia de los movimientos sociales. No sé si con Raúl el Frente Grande no hubiera tenido andamiento.

Brecha-Red Latina SF-Enero 2011-Leer Completo