ANRED

ANRED
Red Nacional de Medios Alternativos

sábado, 15 de enero de 2011

(Túnez) El dictador Ben Ali cae bajo el ardor de las protestas

Túnez no abandona a sus mártires



El dictador tunecino Zine El Abidine Ben Ali sucumbió ante las protestas en las calles que trató de sofocar con decenas de muertos. Después de anunciar el jueves por la noche que no se presentaría a la reelección presidencial, concedería libertades y prohibiría a su policía disparar contra los manifestantes, el viernes millones de sus conciudadanos se echaron a las calles de todo el país para pedir su renuncia y llamarle ladrón y asesino. Acorralado, disolvió el Gobierno y el Parlamento para convocar elecciones anticipadas en seis meses. Fue su última estratagema.

Durante 23 años mantuvo a su pueblo sometido y controlado, bajo la apariencia de que aquello era una democracia. Apoyado y protegido por Occidente, aguantó durante casi un mes las movilizaciones populares, repriméndolas con tal violencia que los muertos se cuentan por decenas. Sus mentores nada dijeron. Pero su final estaba ya marcado.

Rebelión-15/1-Leer