ANRED

ANRED
Red Nacional de Medios Alternativos

jueves, 14 de abril de 2011

Uruguay anula la Ley de Caducidad y abre la polémica por juicios de la última dictadura

La Cámara de Senadores uruguaya aprobó un proyecto que deja sin efecto una ley que evitó juicios por violaciones de derechos humanos bajo la última dictadura (1973-1985), una norma ratificada en dos plebiscitos en los últimos 21 años y criticada por la Corte Interamericana de DDHH.

El proyecto ya fue sancionado en octubre por la Cámara de Diputados, pero como fue modificado en el Senado deberá volver a la Cámara baja, donde el Frente Amplio (FA) también cuenta con mayoría, para su aprobación definitiva.

La anulación de la polémica ley de amnistía fue aprobada por 16 votos a favor y 15 en contra, tras más de doce horas de áspero debate y diferencias dentro del oficialismo que provocaron que uno de sus legisladores votara en contra y otro anunciara su renuncia a la banca, según informó la agencia AFP.

El senador Eleuterio Fernández Huidobro, ex tupamaro, anunció que votaría la iniciativa por disciplina partidaria y que luego renunciaría a su banca, mientras que el disidente Jorge Saravia justificó su voto en contra afirmando que el proyecto de ley "es un disparate jurídico" que además implica pasar "por encima del derecho ciudadano".

Perfil-14/4-Leer



Uruguay anula la ley que limitaba la actuación judicial contra los crímenes cometidos durante la dictadura

Alai-amlatina

La Cámara de Senadores de Uruguay aprobó el martes la anulación de una ley que limita la actuación de la Justicia ante los delitos cometidos durante la dictadura entre 1973 y 1985, lo que habilitaría nuevos procesamientos de militares.


Saludo el derribo final de una de las leyes más vergonzosas de mi país y de la historia por la lucha por los derechos humanos.

Ahora sólo queda destruir otra tradición: la del miedo.

En las últimas horas hemos leído y escuchado a militares retirados manifestando nerviosismo por posibles juicios por crímenes y violaciones durante la dictadura y apelando al respeto por la voluntad del pueblo que ratificó la ilegitima Ley de Caducidad con una mayoría simple de abstenciones. Alguno incluso sacó a la luz un supuesto “pacto entre combatientes”, aludiendo al presidente de la Republica, los tupamaros y los ex militares represores. Como siempre, los pactos dejan por fuera a las verdaderas víctimas, a todos aquellos que fueron aterrorizados con una sistemática caza de brujas y bajo la cobarde excusa de que “los fines justifican los medios”.

Hemos repetido desde hace años el más básico de los conceptos: los Derechos Humanos no se negocian ni se plebiscitan. Cualquier ley que viole un solo derecho humano no sólo es inconstitucional; es inmoral y contra todo derecho natural.







No hay comentarios: