ANRED

ANRED
Red Nacional de Medios Alternativos

lunes, 11 de abril de 2011

Uruguay: concluyen evocaciones por genocidio contra Nación Charrúa

Imagen activa
Montevideo, 11 abr (PL) Con un acto central en el monumento a los Charrúas ubicado en la montevideana zona del Prado, concluirá hoy en Uruguay la evocación de los 180 años del genocidio de Salsipuedes contra esa etnia.

La ceremonia figura en el marco de la programación nacional del Bicentenario, y en ella hablarán la intendenta de Montevideo, Ana Olivera, y el director de Derechos Humanos de la municipalidad, Javier Miranda.

Una ofrenda floral al pie del monolito además de un espectáculo con lectura de poesías y ejecución de temas musicales indígenas y folclóricos, formarán parte del evento.

Esta actividad y un encuentro artístico en la Plaza Libertad, cuentan con la organización del Ministerio de Educación y Cultura(MEC), la Comisión por los 200 años y los grupos Adench, Choñik y Basquadé Hinchalá.





Cuando tenga la tierra


En el Uruguay, 12 empresas extranjeras poseen más de un millón de hectáreas, hecho que no es muy diferente de lo que acontece en Entre Ríos y en todo el llamado “Tercer Mundo” desde que la “revolución verde” promovida por el las grandes corporaciones nos viene reduciendo cada vez más al monocultivo.











Hace más de 20 años que Brasil no vivía una explosión de luchas obreras como la que se registró en marzo en las megaobras del Programa de Aceleración del Crecimiento (PAC), el más ambicioso plan de modernización de la infraestructura desde la dictadura militar (1964-1985). Más de 80.000 obreros de la construcción civil se declararon en huelga luego de la rebelión de los que construyen la central hidroeléctrica de Jirau, en el estado de Rondonia, sobre el río Madera, en plena selva cerca de la frontera con Bolivia.

La tarde del 15 de marzo parte de los 20.000 trabajadores incendiaron las instalaciones de la multinacional brasileña Camargo Correa, quemaron entre 45 y 80 autobuses según las diversas fuentes, los dormitorios de los encargados e ingenieros, oficinas y cajeros automáticos. La revuelta de los peones, como ha sido bautizada, es una formidable respuesta a las miserables condiciones de trabajo y a la sobrexplotación que sufren los trabajadores. Llegan desde los más pobres rincones del país, sobre todo del noreste y el norte, muchas veces engañados por los gatos (contratistas intermediarios), que les pintan un panorama irreal.

Rebelión-11/4-Leer



El 90% de barceloneses apoyan la secesión de Catalunya y el 9% la rechazan



No hay comentarios: