ANRED

ANRED
Red Nacional de Medios Alternativos

miércoles, 18 de julio de 2012

El artiguismo, más allá del capitalismo



Primeras (Hipó) Tesis de Trabajo para las Instrucciones Constituyentes del 2013




"...19o. Los agraciados, ni podrán enajenar, ni vender estas suertes de estancia, ni contraer sobre ellas débito alguno, bajo la pena de nulidad hasta el arreglo formal de la provincia, en que ella deliberará lo conveniente..."


1- El movimiento popular artiguista no fué una revolución burguesa que buscaba afirmar el camino del capitalismo en el Río de la Plata y en las Provincias Unidas del Sur. Analizarlo de esa manera es caer en un esquematismo que intenta ser marxista y dialéctico, pero que pierde potencia crítica y profundidad por el eurocentrismo que lo gobierna. Hay que afilar y descolonizar el método dialéctico, para que su perspectiva sea auténticamente revolucionaria y nos permita ver lo que Mariátegui definió, clara y estratégicamente, como las creaciones heroicas de los pueblos.

2- El movimiento artiguista fué y es un proceso de revolución democrática y popular intercultural y permanente, abierto, y siempre yendo más allá de los (sus) límites sistémicos. El capitalismo real, el sistema-mundo instituído en aquella época, no tenía en sus planes -ni lo tiene hoy- desarrollar una reforma agraria, y mucho menos, una reforma agraria intercultural y revolucionaria. Artigas conduce un proceso revolucionario que, paso a paso y avanzando sobre su propia complejidad y sus contradicciones, intenta ir más allá de lo que hay, de lo posible (releer Abella), para consolidar una verdadera transformación estructural liberadora, que era la única justicia que iba a premiar el compromiso de sangre y vida de sus bases.

3- No es burguesa una reforma agraria cuando el capitalismo instituído, oligárquico y burgués, no la quiere, porque trastocaría su división del trabajo, del poder y de la riqueza. No es burguesa una reforma agraria que avanza como proceso de revolución permanente de su tiempo al desarrollarse como reforma económica y social inter-cultural (y lo cultural va más allá de lo estrictamente económico, y más allá del capitalismo). Y no es burguesa una reforma que plantea la NO VENTA de la tierra (ésto es clave también para el análisis) al agraciado con suertes de estancias.

4- En el buen trabajo deRodolfo Leyes sobre Artigas y los nestoristas se cita las expropiaciones y reapropiaciones populares en la época del éxodo oriental, de la redota. Lo mismo podríamos subrayar la solidaridad federalista y sudamericana que se gestó o que se consolidó en esa redota. No son prácticas burguesas, todo lo contrario. Esos datos y conceptos excelentemente bien señalados por Leyes deben hacernos salir de los esquemas eurocentrados, pero por supuesto no para abandonar la práctica teórica dialéctica anticapitalista, sino para reforzarla.



5- Saludamos y coincidimos en las críticas de Leyes, como de otros compañeros, a los oportunistas que ahora reivindican a Artigas. Pero llamamos la atención sobre la necesidad de afilar y descolonizar la dialéctica. Nosotros vamos bien. Releímos y replanteamos el proyecto artiguista y ellos tuvieron que leer a Artigas. Nuestra campaña alfabetizadora ha tenido un éxito extraordinario. Ahora hacen congresos sobre Artigas en un contexto antiartiguista en el que gobiernan. Nosotros seguiremos adelante recreando y actualizando el proyecto federal revolucionario artiguista que nos sigue interpelando y que no los absolverá. Y sabemos que no son artiguistas ni Cristina, ni Boudou, ni Aníbal Fernández, ni Gildo Insfrán ni Gerardo Martínez ni ninguno de ellos. Ya lo hemos dicho: ellos practican la política de un mitrismo con flores. Nosotros reafirmamos las luchas de clases profundas del pasado y del presente, que son el único camino emancipador.





6- Ni Artigas ni el artiguismo están en las reuniones de gabinete de Urribarri o de Cristina Fernández. El artiguismo, como expresión, como embrión de coordinación revolucionaria, de unidad obrera y popular intercultural transformadora, está en la bandera mapuche de Zanón, una de las fábricas recuperadas en lucha por los obreros, que ahora trabajan cooperativamente sin patrón.




Mauricio Castaldo
17/7/2012


No hay comentarios: