ANRED

ANRED
Red Nacional de Medios Alternativos

martes, 24 de julio de 2012

“El marxismo está cada día más vigente”


Entrevista a Esteban Volkov, nieto de Trotsky, a 75 años de la llegada a México del revolucionario ruso



Página/12

Esteban Volkov no es sólo el nieto de Trotsky, sino también el único testigo aún con vida de su asesinato por un agente de Stalin, el español Ramón Mercader. Químico de profesión, reivindica el legado de su abuelo.

Esteban Volkov atravesó un siglo sin perderse nada del que dejó atrás ni del nuevo en el que vive como si fuera un contemporáneo recién llegado a este mundo de tecnología y mentiras globalizadas. Esteban Volkov hablaba en francés con su abuelo, León Trotsky, de quien se cumplen 75 años de su llegada a México. El revolucionario ruso había huido de los esbirros de Stalin para instalarse en México. Trotsky y su mujer trajeron a Esteban Volkov desde París.
La historia de Volkov niño es una tragedia que la abrumadora alegría con que hoy se expresa no permite ni siquiera adivinar. Esteban Volkov no es sólo el nieto de Trotsky, sino también el único testigo aún con vida de su asesinato por un agente de Stalin, el español Ramón Mercader. El padre de Volkov fue deportado a Siberia en 1928 y desapareció en un Gulag cuando fue enviado allí en 1935. Su madre escapó de la URSS con él y se reunió con los Trotsky en la isla turca de Principios. La vida no le dio descanso y se suicidó en Berlín en 1933.
Esteban Volkov se quedó solo en la capital alemana hasta que lo trasladaron a un internado de Viena y después a París. Trotsky y su esposa estaban exiliados en México y lograron traer a Esteban con ellos. Hubo un primer atentado contra Trotsky del que toda la familia salió ilesa. Pero llegó un infiltrado, Ramón Mercader. El 20 de agosto de 1940, cuando Esteban Volkov volvió del colegio, encontró a Trotsky con el cráneo roto a martillazos. Volkov cuenta que Trotsky pidió a su entorno que alejaran a su nieto de le escena.
Esteban Volkov creció en México. No hace política. Estudió ingeniería química, pero siempre mantuvo viva la memoria de León Trotsky a través del museo, que es la casa donde vivió con sus abuelos, Trotsky y su mujer. Esteban Volkov tiene 86 años y una memoria que no falla nunca. En esta entrevista con Página/12, el nieto del revolucionario ruso evoca aquellos años, el legado de Trotsky, su obra y los estragos del mundo actual.

–75 años después de la llegada de Trotsky a México y cuando han transcurrido 72 años de su asesinato, ¿qué pueden representar hoy la figura y el legado de León Trotsky?...

Página 12 - Leer





JULE GOIKOETXEA INVESTIGADORA, EHU-UPV

Democracia Federal Vasca

La estructura de Euskal Herria tiene y tendría que asegurar el respeto a la pluralidad territorial, social y política, porque ello facilita un reparto más equitativo de la producción y del conocimiento, y por tanto de la riqueza y el bienestar
Buscan fundamentalistas, negros, blancos, lesbianas y falocráticos, judíos, cristianas..., «todos los cuales tendrán sus propios perió- dicos y páginas web, todos los cuales estarán preocupados, por encima de todo, por sus propios derechos, mientras el mundo se desgarra y los pocos siguen dominando a los muchos». Así sentenciaba Susan George nuestro futuro más inmediato. Mucho antes de que llegara la crisis económica, la crisis política ya se paseaba a sus anchas. Yo sé fabricar existencia -le susurraba el reino de España a Europa, hace una década-. Satisfago los instintos especulativos y hago de la intuición smithiana base para fumadores insaciables. «Pues fabrica miseria, que para eso te financiamos», responde ahora Europa. Se acabó por tanto el cívico asociacionismo multi-liberal europeo, por una temporada. Es hora de luchar políticamente por la producción y distribución de poder.
No es posible un proceso de democratización europeo si este no implica a su vez la distribución de poder político y por tanto de soberanía. No solo nos encontramos en Europa con multitud de esferas, ajenas al control de la sociedad, en las que se toman decisiones políticas y económicas que afectan directamente a nuestra miseria, sino que nos encontramos con multitud de pueblos dentro de un mismo estado-nacional-izante.
Esto significa que la soberanía estatal no coincide con la soberanía popular, lo que deja en entredicho la legitimidad democrática no sólo de España y Francia, sino de la Unión Europea, dirigida por un clan de naciones-estado dominantes.


Exigen que los derechos humanos “no queden entre paréntesis”

Tras el agravamiento -en los últimos días- del ataque y la violación de los derechos humanos, “a las prácticas represivas de corte procesista en Salta, se suman opresiones de género, impunidad, desigualdad, miedo y un contradictorio espectáculo mediático permanente. Las sombras del pasado y del presente se conjugan para poner entre paréntesis el alcance de los derechos humanos y de las libertades democráticas en nuestro país”, advirtió a AIM el secretario de Derechos Humanos de la filial Paraná de la CTA, Mauricio Castaldo.

No hay comentarios: