ANRED

ANRED
Red Nacional de Medios Alternativos

jueves, 2 de agosto de 2012

El mito del desendeudamiento K



El 3 de agosto se efectivizará el último pago de capital del Boden 2012, un bono emitido para compensar a los ahorristas que quedaron en el corrallito de Cavallo y De la Rúa y el corralón de Duhalde. Los analistas financieros aseguran que el 70% de los Boden 2012 está en manos de fondos internacionales. Es decir, fondos buitres que compraron a precios de remate los bonos. En su gran mayoría los ahorristas que recibieron esos bonos tuvieron que venderlos al calor de la crisis a mucho menor valor que el que pagará ahora el gobierno a los especuladores que, además, cobraron intereses todos estos años.
Frente al desgaste del “modelo”, la escasez de dólares, la fuga de capitales y las ganancias que se llevan las empresas al exterior, que condujeron al cepo cambiario, ahora el gobierno pondrá en manos de los especuladores 2.300 millones de dólares para que vuelvan a especular o los fuguen del país. Increíblemente, el Ministro de Economía, Hernán Lorenzino, hizo activar relojitos en distintos monitores del Palacio de Hacienda para seguir la cuenta regresiva hasta el día del pago. No hay nada que festejar.

Negocios como siempre

Los K presentan el pago del Boden como una confirmación del camino del “desendeudamiento” iniciado por Néstor Kirchner. Si lo que se quiere decir es que en 2005 se negoció una quita, esto es una obviedad. Claro que esa quita no afectó a los grandes especuladores que habían comprado los bonos a precios de remate como ocurre en situaciones de catástrofe económica. Para verificarlo veamos hoy a Grecia y España. La “gran” negociación de Lavagna y Néstor Kirchner le reconoció a los “buitres” valores que significaban ganancias del 100 o 200 por ciento, a pesar de la quita. Además, se le agregó el adorno de pagos adicionales en función de la inflación y el crecimiento de la economía.
En esto los K se ubicaron a la derecha de Rodríguez Saá que bajo la presión de la rebelión de 2001 declaró el default impuesto como una medida transitoria para superar la crisis, dado que es de manual que cuando las tasas de interés que pagan los estados superan determinados niveles, el default deviene inevitable, lo mismo que la reestructuración de la deuda con quita. Tanto que ya estaba previsto por el establishment financiero, más allá de las denuncias de la violación a la seguridad jurídica. Lejos de ser un “acto soberano” y de haberles “torcido el brazo” a los bonistas, fue bussiness as usual (negocios como de costumbre) para ellos. Luego en junio de 2010 CFK llevó adelante un nuevo canje para aquellos que no habían entrado en el anterior, buscando el regreso a los “mercados” que no pudo lograr por la crisis mundial. En todo esto se devela el carácter restaurador del kirchnerismo para retomar las condiciones de normalidad burguesa.

Un extraño “desendeudamiento”...






Adiós al Boden 2012: Argentina deja el estrangulamiento externo pero sigue presa de la inflación





...En esa misma línea, el diputado nacional de Proyecto Sur, Fernando "Pino" Solanas, advirtió que el pago de los Boden 2012 "violará la ley de hidrocarburos 26.659" que establece "sanciones económicas e inhabilitación" a empresas ligadas a petroleras inglesas que operan en Malvinas.
En una carta documento firmada también por el ex diputado Mario Cafiero y enviada a Cristina Fernández de Kirchner y al ministro de Economía Hernán Lorenzino, Solanas advirtió que el pago de los bonos beneficia a muchas de las empresas que el gobierno aspira a castigar por operar en las islas Malvinas, sobre las cuales se reclama soberanía.
"Entre los tenedores del Boden 2012 están los grandes fondos de inversión como Franklin Resources Inc, Capital International Fund, MFS Investment, Black Rock, Capital World Investment y Fidelity Investment" varios de los cuales "son a su vez accionistas de las empresas petroleras británicas que ilegalmente están desarrollando actividad en la plataforma marítima de Malvinas", señaló Pino en un comunicado.



Francia grava transacciones financieras

El gravamen tiene la intención de destinar el dinero recaudado a proyectos de desarrollo o de carácter social, en lugar de financiar el déficit, como se había previsto inicialmente. Afectará a 109 grandes empresas como L’Oréal y Michelin.
Francia implementó ayer el impuesto a las transacciones financieras, un gravamen del 0,2 por ciento que se pagará en los negocios con acciones de empresas que tengan su sede en ese país. Hasta el momento no había sido posible la aplicación de un impuesto de este tipo a nivel europeo debido al rechazo de países como el Reino Unido.

César Villalona
Si el dólar no es aceptado en las principales economías del mundo, EEUU no podrá seguir importando con dinero impreso sin respaldo en la producción

No hay comentarios: