ANRED

ANRED
Red Nacional de Medios Alternativos

sábado, 3 de noviembre de 2012

Más allá de la victoria electoral del Presidente Chávez: El socialismo en un país rentista

La transformación de una economía y una sociedad rentista en una economía socialista diversificada y productiva es un proceso difícil, complejo y prolongado

Introducción
La exitosa reelección del Presidente Chávez con una diferencia contundente de 10 puntos porcentuales, ganando 20 de los 22 estados y con una concurrencia electoral masiva del 80% le otorga al gobierno venezolano un mandato claro y decisivo para conducir la política y la economía del país durante los próximos seis años.
Para entender tanto las oportunidades como las limitaciones que encontrará el gobierno, es esencial resumir no solo las características positivas del gobierno sino también las complejas y difíciles características estructurales de "transición" de una economía y sociedad, fundamentalmente "rentista", basada en los enclaves extractivos de una economía dominada por el petróleo. El proyecto socialista enfrenta un ámbito externo con características contradictorias, que incluye una economía altamente globalizada que ofrece oportunidades de intercambio e inversiones y socios económicos en expansión a nivel regional y de organizaciones globales (OPEC, MERCOSUR, UNASUR, PETROCARIBE, ALBA) al igual que amenazas político-militares por su proximidad con la patria imperial de América del Norte.
Mientras que los cimientos institucionales y las iniciativas de política exterior del Presidente Chávez generaron un verdadero "muro de fuego" -al menos en la actual coyuntura- contra cualquier intervención directa o indirecta de EE.UU. o de la OTAN, como sucedió en Irak, Libia y Siria. En cambio, las estructuras internas, en particular las sociales, económicas y políticas, son más problemáticas. Y por esa razón, Washington se ha reenfocado para concentrarse en debilitar los puntos vulnerables políticos y estructurales del régimen de Chávez con el fin de cuestionar y erosionar su gobierno. Este "reajuste" de la estrategia imperialista "hacia dentro" exige un giro igualmente estratégico del gobierno de Chávez: consolidar los cambios realizados y avanzar en nuevas formas de organización y práctica socialista.
Respuestas post-electorales
Después del triunfo electoral de Chávez, el terreno de las luchas futuras quedó en evidencia tanto por las reacciones de EE.UU. y de sus adversarios domésticos como por la de los venezolanos que apoyan a Chávez. La Casa Blanca elogió el proceso electoral, la participación pacífica y ordenada de sus ciudadanos pero, a diferencia de las respuestas congratulatorias de los presidentes latinoamericanos, no felicitó al Presidente Chávez -una señal clara de la continuación de las hostilidades diplomáticas. Washington no reconoció la relación entre el proceso pacífico y el programa sustantivo del gobierno de Chávez: dada la inmensa popularidad de los programas sociales y redistributivos hubo un consenso general (incluso entre la mayoría de votantes de la oposición) que la violencia y una campaña desestabilizadora solo hubiera aislado a los testaferros de Washington, perjudicando sus perspectivas electorales en las próximas elecciones de diciembre de 2012 y febrero de 2013 y polarizando al electorado de una manera muy desfavorable...










El presente artículo es una versión levemente corregida del prólogo a la edición mexicana de Brasil Potencia. Entre la integración regional y un nuevo imperialismo, Bajo Tierra, 2012.

Cuando los pueblos se lanzan a la lucha no calculan las relaciones de fuerzas en el mundo. Simplemente pelean. Si antes de hacerlo se dedicaran a examinar las posibilidades que tienen de vencer, no existirían ni los movimientos antisistémicos ni la multitud de levantamientos, insurrecciones y resistencias que están atravesando el mundo y nuestra región. Los y las de abajo nunca actuaron con base en la racionalidad instrumental, como suelen creer los cientistas sociales y los analistas que ven el mundo desde arriba.

Rebelión - 3/10 - Leer

¿No habría que pensar en algo más que los paros?

Arrancó convulsionada semana de huelgas en Grecia contra los ajustes



Una propuesta de camino a seguir:Para la base del EEK y otros luchadores de la clase obrera nosotros les proponemos el siguiente programa:
  1. El tema central en estas asambleas (que debería ser levantado de nuevo en España, Túnez, Egipto, Yemen, Bahrein, Siria, Libia) son cuales qué pasos debería seguir la clase obrera para tomar el poder, cómo dispersar el parlamento burgués, y una vez que se consiga tomar el poder, como mantenerlo.
  2. La ocupación de cada puesto de trabajo y la puesta en pie inmediata de comités de fábrica allí, eligiendo delegados ya sean obreros inmigrantes, locales, permanentes, contratados, sindicalizados o no. Por la puesta en pie de comités obreros en cada cuadra y manzana en los barrios obreros; expulsar a la burocracia de los sindicatos, reclamándoles que apoyen el proceso en las plazas para que la clase obrera tome el poder
  3. Por que todos los comités de fábricas y los comités en las calles envíen delegados a las asambleas de masas en las plazas en todas las ciudades del país; para que la clase obrera ponga sus demandas y pelee por ellas.

No hay comentarios: