ANRED

ANRED
Red Nacional de Medios Alternativos

jueves, 6 de diciembre de 2012

La cuestión federal


"Creemos que es de una importancia crucial revivir el pensamiento y el debate en un nuevo federalismo post-estatal, que no sea interpretado como un modelo o forma de gobierno, sino por el contrario como un proceso horizontal y abierto, que resulte de pactos capaces de implicar a una pluralidad de poderes, sujetos e instituciones con un potencial constituyente ab origine. Una forma de federalismo, por decirlo con las palabras de Luciano Ferrari Bravo, concebido como una concentración de poder no centralizado, que atraviese transversalmente y recombine dimensiones social y territoriales."...


 Si la crisis económica es también crisis constitucional, lo es a todos los niveles. La arrogancia del capital financiero y de sus servidores pone en tela de juicio la legitimidad de los sistemas políticos nacionales y de las instituciones europeas. Una primera víctima es la representación: despojada de sus ropajes se muestra como un mecanismo oligárquico antes que democrático. Otra víctima, la soberanía, aparece como un atributo de los mercados y no de los pueblos. No es que antes fuera muy diferente, pero hoy la mitología que los envolvía cuenta con menos entusiastas, y entre los que quedan los hay bastante fundamentalistas (como sucede con los diferentes neofascismos). Relacionado con los dos conceptos anteriores, nos encontramos con otro término en horas bajas: el de federalismo. Pero este último tal vez merezca que le prestemos algo más de atención.


Europa no termina de encontrar una fórmula federal que articule democráticamente diferentes niveles de gobierno. En el último siglo implosionaron tres federaciones (básicamente socialistas) en el este: la Unión Soviética, Checoslovaquia, y las sucesivas Yugoslavias. Hoy es en Europa occidental donde los marcos estatales de carácter federal o semifederal sufren fuertes presiones tanto por arriba como por abajo (Bélgica, España, Reino Unido) mientras la integración comunitaria, que comenzó en los años cincuenta pero cuya arquitectura actual se gestó en el período álgido neoliberal de 1986-1992, corre un serio riesgo de descomposición. En todos estos casos junto con la cuestión identitaria subyace una batalla presupuestaria, esto es, fiscal y financiera, que las políticas de ajuste están estimulando.


La lógica federal supone un grado elevado de unión política o, dicho de otro modo, un espacio político común –llámese federación o no-, que no pueda ser gestionado en exclusiva por ninguno de sus componentes: entidades con autonomía política, es decir, responsables de una parte significativa del gasto público (más de un 30% de media en los países OCDE, incluyendo países como Francia, donde pese a su centralismo el nivel local representa el 20%) y con competencias legislativas sobre el mismo. Lo cual requiere lo que los economistas denominan una unión de transferencias. Es decir, que las entidades que componen la federación no sean autárquicas sino que todas contribuyan de alguna manera al conjunto, que constituye además un mercado único. Como el capitalismo produce disparidades geográficas derivadas de los flujos de capitales y personas -especialmente entre determinadas ciudades-, la federación aspira a compensarlas para evitar que den lugar a desigualdades políticas entre las entidades federadas –y las elites que las gestionan- que imposibiliten dicha gestión común. En la Unión Europea la cosa se complica pues propiamente hablando no existe “una” unión de transferencias sino varias entremezcladas entre los marcos estatales y supraestatales. Un Land alemán transfiere recursos a los Länder más pobres y a Estados como Grecia o España, pero al mismo tiempo se beneficia de dichas inversiones y además puede recibir otros fondos a través de la política agrícola común, por ejemplo. 

Fed1

Responsabilidad fiscal de los gobiernos sub-estatales, como porcentaje del gasto público total. ES: España; DE: Alemania; CH: Suiza. SE: Suecia. Fuente: OCDE (2010).


En el mismo sentido resulta muy difícil, si no imposible, calcular con exactitud qué recibe y qué transfiere una determinada región, qué valor produce que no dependa de factores exógenos, sobre todo si partimos de una concepción del valor que no se limite al PIB y que asuma tanto la biosfera como la noosfera. Con mayor razón en un régimen de capitalismo cognitivo, donde la producción digital de conocimientos necesariamente traspasa cualquier línea que dibujemos en el mapa. En este contexto quién da y quién recibe resulta menos evidente lo que se suele presentar, y su definición suele estar por tanto cargada de una gran arbitrariedad.


Simplificando, dado un mismo espacio económico y político segmentado a su vez en diferentes sub-unidades políticas, las relaciones que se producen entre ellas pueden tender hacia dos extremos: por un lado, hacia relaciones de tipo federal puro, donde se reconozca la plena autonomía política de las entidades miembro, la igualdad de derechos –que no uniformidad- entre las mismas y donde estas no puedan vetar por sí solas decisiones que deban tomarse a nivel federal; por otro, hacia relaciones de dependencia o subordinación (de tipo colonial incluso) económica, política, o mixta, donde prevalezca la desigualdad con respecto a un centro o entidad dominante. Entre ambas puede haber un abanico de opciones, una gama de grises.  




A propósito de la Escuela "José Carlos Mariátegui" y de la "verificación militante"

Se constituyó en Argentina la Escuela de Formación Política Latinoamericana "José Carlos Mariátegui", la misma iniciará su primer curso en febrero del año 2013

La Escuela de Formación Política Latinoamericana “José Carlos Mariátegui” se crea a partir de una iniciativa de la Coordinadora de Organizaciones y Movimientos Populares Autónomos (COMPA) de la ciudad La Plata (Buenos Aires, Argentina). Un conjunto de intelectuales y de referentes sociales y políticos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Cuba y Venezuela, que han apostado a un proyecto de formación política de escala regional, se han sumando a esta iniciativa. Se ha conformado un Consejo Asesor Académico Internacional y hace ya un tiempo que viene trabajando en la organización de esta Escuela el grupo pedagógico “Alicia Eguren”. El curso inicial se desarrollará entre el 3 y el 17 de febrero de 2013 en el predio de la “Granja Azul”, ubicado en la localidad de Florencio Varela, en la provincia de Buenos Aires, cedido gentilmente por los compañeros y compañeras de Pelota de Trapo/Chicos del Pueblo. Será un curso intensivo de 14 días consecutivos. El objetivo principal de la Escuela de Formación Política Latinoamericana “José Carlos Mariátegui” es favorecer los procesos de auto-educación política en sentido emancipador (auto-emancipador) y socializador del poder de los pueblos de Nuestra América. En efecto, la formación militante resulta imprescindible para el desarrollo de una subjetividad política emancipadora, es absolutamente necesaria para la construcción de poder popular, son pares inescindibles. La formación militante, concebida como praxis, es insoslayable para aquellas organizaciones que reclaman para sí una función racionalizadora y humanizadora de la sociedad, una función ejercida desde abajo, por la acción libre de todos y todas.
Sin dudas, el marco de referencia más general está dado por la resignificación del ideario bolivariano (y martiano y mariateguiano y guevarista) y por las luchas que los pueblos de Nuestra América libran contra las nuevas formas –muchas veces encubiertas y barnizadas de progresismo– del colonialismo económico, político y cultural.
La escuela pretende también ser un ámbito de convergencia, un espacio donde las diversas experiencias de lucha, los saberes y las culturas rebeldes y resistentes de los pueblos de Nuestra América puedan complementarse y enmendarse unas a otras, para convertirse, de este modo, en identidades y en horizontes políticos universales.






Las venas, nuevamente abiertas de América Latina... o el saqueo "progresista" de Cristina, Correa y compañía




Millones contra Monsanto también en Córdoba



Miles de cordobeses marcharon por las calles de la ciudad en defensa de la Vida y el Ambiente y la no instalación de Monsanto en Malvinas Argentinas. Por ECOS, Córdoba*










Los medios alternativos, comunitarios y populares salen a las calles

En vísperas del "7D" , losmedios alternativos, comunitarios y populares, junto a diversas organizaciones sociales, políticas y estudiantiles, saldrán a visibilizarse en las calles el jueves 6 y el viernes 7, contra los monopolios y por su reconocimiento en la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA). El jueves 6 realizarán una concentración en Av. 9 de Julio e Independencia para luego realizar escraches sorpresa, y el viernes 7instalarán mesas informativas, lanzando la"Campaña 365D", en varios puntos de la Ciudad de Buenos Aires para dar a conocer su posición sobre la ley de medios.

No hay comentarios: