ANRED

ANRED
Red Nacional de Medios Alternativos

sábado, 9 de febrero de 2013

Hacia una Consulta Popular en defensa de la Soberanía sobre nuestros Bienes Comunes





A poco de cumplirse un año de la expropiación del 51% de las acciones de YPF y de la declaración de interés público y nacional del autoabastecimiento de hidrocarburos en Argentina, si algo no ha cambiado en materia energética es el predominio del lucro, la rentabilidad y la generación de beneficios privados y extranjeros sobre nuestros bienes energéticos. El autoabastecimiento energético cómo necesidad básica del pueblo argentino -hundido hace décadas en un estado de crisis energética permanente- choca de frente contra la falta de inversión y los increíbles incrementos de los márgenes de ganancia de las grandes operadoras de energía del país.

Como lo venimos sosteniendo desde la Federación de Trabajadores de la Energía de la República Argentina (FeTERA-CTA) desde hace 17 años, en nuestro país no son las necesidades populares de energía lo que está puesto delante de la iniciativa Estatal, sino que prevalece un modelo que concibe a la energía como mercancía, donde la rentabilidad es más importante que las necesidades energéticas del pueblo. Solo basta con preguntarles a los miles de trabajadores que sufren cortes de luz día a día o los millones que deben entregar cada vez más porcentajes de sus salarios para conseguir nafta y gas. Apenas una muestra, sin entrar en las fuertes consecuencias que el encarecimiento de los combustibles conlleva para la actividad productiva, el transporte público, la educación o la salud.

Hoy, frente a la crisis energética que vive el país, con infraestructuras obsoletas e informes que destacan importantes caídas en las reservas nacionales de petróleo, tenemos una combinación nefasta que solo puede empeorar las cosas: por un lado, incentivo a la exportación, con la aseguración de 70 dólares por barril a las empresas (multinacionales) exportadoras de crudo y por otro, aumento de los combustibles en el mercado interno.

Para tener en cuenta, desde la “nacionalización” parcial, YPF aumentó los precios de las naftas un 25%, llegando al 30% en algunas localidades del interior del país. Las demás empresas, todas ellas de capital privado y extranjero, han acompañado estos incrementos que hasta hace poco les eran negado por el propio gobierno. La tendencia señala que esta alza de valores continuará durante el 2013. También hubo importantes aumentos en el gas, principal sostén de nuestra poco diversificada matriz energética, que ha tenido subas del 45%, de pagar 5,2 dólares por millón de BTU se ha pasado a abonar 7,5 dólares por la misma medida.











Itacumbú, en 1962, fue el primer campamento de los cortadores de caña de azúcar (cañeros) en Bella Unión, departamento de Artigas, norte de Uruguay. El campamento fue, por un lado, un espacio de convivencia, debate y elaboración colectiva de respuestas de un grupo de cañeros ante el acoso policial y patronal que sufrían. En ese sentido los campamentos contribuyeron a soldar potentes lazos de solidaridad entre oprimidos, condición elemental para afrontar los duros combates que les esperaban.






La “sintonía fina” del modelo sojero: Cristina Kirchner, Rockefeller, Monsanto y la nueva oligarquía agroindustrial
Jorge Rulli - Maximiliano Mendoza (GRR - COPENOA)

Después de un primer semestre convulsionado por las oscilaciones de los mercados globales, y aún cuando restan aproximadamente cinco meses para la cosecha de soja transgénica en nuestro país, surgen algunos datos de relevancia en torno a las proyecciones en el corto plazo de la balanza comercial que, si bien permanecerá superavitaria, arrojará considerables disminuciones de aprovisionamiento de divisas por exportación (se estima que ingresarán U$D 4000 millones menos). La crisis del capital internacional, sumado al notable impacto del descenso de la demanda europea y asiática en el mercado de futuros, hace que la cotización de la oleaginosa genéticamente modificada en la Bolsa de Chicago esté muy por debajo de las expectativas proyectadas a principios del año pasado. 

En este contexto, la Argentina tomó a lo largo de 2012 una serie de determinaciones en materia de agronegocios cuyas implicancias consideramos alarmantes. La consolidación de un modelo de desarrollo extractivo, agro-minero-exportador, productor de materias primas, destinadas a satisfacer la demanda de los mercados globales, parece ser el objetivo final de todos los planes estratégicos diseñados por el Estado Nacional. 

Para comprobarlo, sólo basta con consignar algunos de los objetivos principales del Plan Estratégico Agroalimentario y Agroindustrial Participativo y Federal 2010-2020 (PEA2)[1]: incrementar la superficie sembrada con granos en un 27%, (es decir, aumentar la superficie actual de 33 millones de has. a 42 millones de has.), elevar la producción de soja GM en un 20% (aumentar la superficie actual de casi 20 millones de has. a más de 22 ó 23 millones de has.) y elevar la producción de maíz GM en un 56% (aumentar la superficie actual de 3,7 millones de has. a 5,7 millones de has.), entre otros objetivos. 


Indymedia - Leer Completo



Por Eduardo Vasquez (Ecuador) 

La revolución también está en el corazón y la tierra
A modo de introducción 

Oprimidos no solo desde hace 500 años, sino oprimidos por una invasión anterior a la española, los aborígenes, llamados indios por los colonizadores, son y serán un sujeto de características y modos de expresión –en el plano simbólico, económico, organizacional, social, etc.- impresionantes, que en muchos aspectos, presenta gran similitud con las propuestas pregonadas por los anarquistas a lo largo de sus 200 años de vida como movimiento social, integrado en la clase popular, con una intención de cambiar el orden social para el disfrute de la humanidad, en una sociedad organizada bajo un ambiente armónico libre de ataduras y grilletes, impuestos por la maquinaria del mundo mercantilista, blanco, euro céntrico [1]. Esta similitud que encontraron los anarquistas en diferentes partes de nuestra América, fue el motor de diferentes luchas en la que los anarquistas fueron colaboradores, actores y compañeros en el proceso de estas. 

Empezamos afirmando que el Anarco Comunismo no es una teoría e ideología inamovible, dogmática, o simplemente nacida en Europa y determinada como tal, por ello, es objetivo entender la articulación de este con otros procesos de lucha, que sin ser anarquistas de forma y fondo, comparten y se retroalimentan con lo libertario desde la práctica concreta.


Indymedia - Leer Completo


No hay comentarios: