ANRED

ANRED
Red Nacional de Medios Alternativos

jueves, 4 de abril de 2013

BICENTENARIO: EN ABRIL, EL ARTIGUISMO DIJO Y DIRÁ CONFEDERACIÓN


Abril: Bicentenario Federal Artiguista en debate

...Los pueblos deben ser libres. Ese carácter debe ser su único objeto, y formar el motivo de su celo. Por desgracia, va a contar tres años nuestra revolución, y aún falta una salvaguardia general al derecho popular...”
José Artigas, Oración de Abril, 1813


Este 13 de Abril se cumplen 200 años del proyecto federal artiguista. El 13 de Abril de 1813 se leyeron las Instrucciones del XIII, ese mandato político colectivo que el Congreso de Tres Cruces, el Congreso de la Provincia Oriental -Uruguay era una provincia- llevaría a la Asamblea de las Provincias Unidas en BsAs, la Asamblea del Año XIII, que tanto se festeja sin pensar, y que tanto maltrató y atacó a la causa federalista.

El Congreso de Tres Cruces

Pocos documentos políticos y pocos posicionamientos públicos son tan contundentes e interpelantes como las Instrucciones del XIII, que en un contexto complicado, y dónde los sectores poderosos -especialmente los de BsAs- especulaban todo el tiempo en tranzar con los imperialismos, no dudó en reafirmar la necesidad de concretar una independencia política absoluta, una república abierta sin despotismo, una libertad civil y religiosa en toda su extensión, y una estructura confederal, excluyendo a BsAs de la capital.

El proyecto federal nació en Montevideo en Abril de 1813. En Abril el artiguismo dijo y dirá confederación.



El ideario de Artigas o el ideario federalista -que no son lo mismo, porque federalismos hay muchos- no está en los homenajes vacíos del gobierno ni en los discursos oportunistas y conservadores de varios opositores. Está disperso en las luchas obreras, populares, estudiantiles, campesinas, nativas y ambientales que hoy se desarrollan en Argentina, en Uruguay y en toda Nuestra América. El sueño artiguista avanzará cuando esas luchas sean una sola lucha.

El proyecto federal artiguista necesita que el pueblo trabajador discuta desde abajo, presione y construya un poder popular movilizado y activo que le permita ir reapropiándose de los principales medios de producción de la riqueza, generando otros valores y otra cultura de vida, responsable, justa y solidaria, y forjando también, desde abajo, una auténtica transición popular federalista argentina y latinoamericana.

Generar una transición federal implica discutir hoy una devolución de fondos federales de la Nación a las Provincias que la fundan y sostienen, devolución federal de fondos para educación, salud, derechos sociales, cultura, innovación, ayuda ante los desastres e infraestructura sostenible, entre tantas otras cosas. Discutir una transición federal y popular implica, por ejemplo y entre otras cosas hoy, una devolución de fondos de la Nación en forma de Adicionales Federales al Básico de los Trabajadores, y de ésta manera abordar sin hipocresía los conflictos docentes y laborales en Neuquén, en Provincia de BsAs, en Chaco, en Entre Ríos y en todos lados.

Debatir en serio un país federal es discutir mucho más que una ley de coparticipación: es garantizar legal, política, social y después, constitucionalmente, que ningún gobierno central pueda tocar -bajo ningún concepto- la mitad (por lo menos) de los recursos de las provincias. Y ese piso podría subirse a favor de las provincias en una constituyente popular sin reelección.



Las Instrucciones del 2013 están en la matriz del mandato político revolucionario de 1813 y están en todas las líneas y acciones del movimiento popular artiguista, de 1811 a 1820, como en el ideal de la tierra para el que la trabaje y la cuide, sin distinciones culturales. Y las Instrucciones del 2013 están en los mandatos de los sectores más lúcidos y combativos hoy de la clase trabajadora y del pueblo: está en la democracia obrera, popular y ambiental, democracia directa que las organizaciones políticas y sociales más comprometidas impulsan sin pausa. Sin democracia directa multidimensional no habrá nunca federalismo auténtico. Sin soberanía particular, económica, política, popular, pedagógica, cultural, alimentaria y ambiental de los pueblos confederados no habrá ideario artiguista. Que nadie se gaste en discursos ridículos si no quiere ser objeto de escarnio y de risa.



El sueño artiguista necesita que discutamos hoy el inicio de una constituyente popular latinoamericana federalista. La Unasur y la Celac -Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños- no pueden reducirse a reuniones de gobernantes y funcionarios y a conferencias de prensa. El proyecto de una Patria Grande Federal para un mundo distinto no se juega ni se jugará en las reuniones burguesas del G-20.

No hay artiguismo ni federalismo con Monsanto, con semilla RR2, con glifosato y Round Up. No hay federalismo auténtico aliándose al capital concentrado, al ajuste con inflación y devaluación, a los buitres y a la acumulación de unos pocos, en base al extractivismo y a la desposesión de los pueblos.



Artigas vuelve y vuelve, porque su proyecto colectivo está pendiente, y no vuelve en los homenajes vacíos, vuelve con los que luchan y sueñan, por el otro lado.


Mauricio Castaldo
mauriciocastaldo@gmail.com
Editor del
Foro Artiguista Entrerriano
actividadentrerios.blogspot.com
Abril 2013

No hay comentarios: