ANRED

ANRED
Red Nacional de Medios Alternativos

domingo, 19 de mayo de 2013

¿Problema ideológico o crisis de conciencia?


*Por Denni Fernández

...Ideología, doctrina y conciencia nacional 


No existe algo así como una ideología universal, más allá de que la ciencia formal, desde una supuesta neutralidad, busca a influir sobre la realidad sociopolítica, cristalizar las ideas dominantes y convertirlas en sentido común. La o las ideologías en sí no son uniformes ni homogéneas, por esto se generan múltiples interpretaciones y confusiones que llevan a divisiones, aunque con frecuencia podemos sentirnos tentados a deducir la unidad de su expresión, pero buscando en el plano político ese equivalente de la diversidad, podemos encontrar una idea general de esas representaciones y sus praxis.

Las ideas que emanan de las instituciones de las clases dominantes, suelen nutrir su envoltura con simbología y figuras populares, esto funciona como mecanismo de consenso y cooptación para mantener el status quo, conservar los privilegios o llevar a cabo las grandes transformaciones que el mercado reclama, haciendo que esto puedan parecer medidas populares o hazañas épicas en beneficio de todos, o en el peor de los casos, una estrategia, costo o sacrificio en pos de “la causa”. Caso nuestro, la seudo- nacionalización de YPF, el show montado alrededor del regreso de La Fragata Libertad, las falsas estadísticas y datos del INDEC, los negociados con IRSA, la antiobrera Ley de ART, y el veto al pago de 82% mòvil a los jubilados, para cumplir con las obligaciones impuestas por los organismos financieros internacionales y los fondos buitres. 

Muchas veces nos preguntamos ¿Qué hace que un inquilino que nunca va a poder comprarse una casa en su situación actual, que viaja todos los días hacinado, que cobra un magro sueldo (muchas veces en negro) por decirse militante oficialista se sienta obligado a defender ridículamente a dirigentes políticos multimillonarios que se enriquecen ilícitamente, que no pueden explicar su incremento patrimonial o compran terrenos fiscales a precio vil en la Patagonia? ¿Qué lo hace defender a quienes se ven envueltos en casos de corrupción mientras destituyen a fiscales que pretenden investigarlos? ¿Qué hace un pibe con la remera del “Nestornauta”, acostumbrado ir a actos del aparato, mire para otro lado en casos como la Masacre de Once o haga de cuenta que el saqueo a los recursos naturales por parte de corporaciones extranjeras y el lento genocidio de los pueblos originarios sucedieran en un país remoto? ¿Es la “ideología”, sus disfraces y las distorsiones a las que es propensa?

¿Qué hace que un supuesto cuadro político de base caiga en el reduccionismo de llamar “corporaciones” y “poder económico” a un solo grupo, mientras hacen negocios a costas del pueblo y nos saquean cientos de corporaciones internacionales? ¿Qué hace que se ponga en contra de los reclamos por una jubilación digna para nuestros viejos, en contra de los reclamos salariales de los trabajadores, mientras no dicen nada de las financieras y los bancos fueron el sector que más ganancias obtuvieron en esta última década y la juntaron en pala? ¿Qué hace que un militante oficialista con formación universitaria no hile fino ni se inmute con cuestiones como la Deuda Externa, o hablen del devaluado FMI pero no del Banco Mundial, el GAFI y el BID, que financian la asignación AUH y a cambio digitan leyes como la Antiterrorista? ¿Que hace que un autodenominado “pibe para la liberación” aplauda que Monsanto-Cargill nos manejen el complejo agro-exportador y envenenen y contaminen extensos territorios con población incluida causando graves daños a los ecosistemas y a la salud?...




La clase política


Por Ramiro Maxes
¿Cuál es la diferencia entre la política y lo político?...

...Este sistema político genera una clase política rentística y parasitaria preocupada por su propia subsistencia que, con el correr de los años, ha desarrollado y perfeccionado mecanismos que legitiman y hasta legalizan la apropiación de la renta extraordinaria que realizan: la de las arcas estatales. Desde el Presidente de la Nación hasta el concejal, todos buscan “la caja”, esos recursos que permitan el enriquecimiento personal, el mantenimiento de la fuerza política que los sostiene y el disciplinamiento de clientes y adversarios. Es esta visión de lo político, deglutido por la política, la que hace que los empresarios salten a la política y los políticos se hagan empresarios, que haya funcionarios revolucionarios, con declaraciones juradas millonarias. Y a no confundirse: Esta no es una crítica moral “honestista” que critica el robo. No. Es una crítica política a una clase y a un ejercicio de la función política que constituye uno de los resortes principales de la dependencia, el atraso y el coloniaje en nuestro país.
0217_montenegro_macri_dyn_g.jpg_1508290738.jpg


La clase política, hoy, tanto de oposición como de oficialismo (donde la primera pareciera ser la columna vertebral del segundo) no parecen tener en el fondo, es decir, respecto a la estructura central hoy vigente y funcionando, inaugurada por la dictadura, (un país con un tercio de población excluida y sobreviviendo, nuestra soberanía vulnerada y nuestra dependencia profundizada) muchas diferencias a la hora de perpetuar dicho modelo. Eventualmente varían en el cómo.images?q=tbn:ANd9GcRamzsbcmHlHBhEkZ7Ia86Bcaeg-TeHebVLcXiIRZUaEWNHpJByXgimages?q=tbn:ANd9GcRamzsbcmHlHBhEkZ7Ia86Bcaeg-TeHebVLcXiIRZUaEWNHpJByXg
Ahora bien: ¿Podemos nosotros como pueblo de a pie seguir confiando nuestros destinos y el de nuestros hijos a semejante clase política elitista y corrupta? ¿Podemos seguir dejando en sus manos los asuntos de la comunidad, es decir lo político en manos de la política? ¿O quizás ya es hora de que nos involucremos activamente en la ampliación de la participación popular y la creación de una alternativa política, que sea capaz de garantizar el sustento decoroso de cada habitante del territorio, a la vez que haga realidad aquellas perspectivas de lograr “la felicidad del Pueblo y la grandeza de la Nación”?...





Vamos por la absolución de los petroleros de Las Heras

Santa Cruz ha sido escenario de grande luchas. Una de la más representativas fue conocida como “Patagonia Rebelde”, encabezada  por obreros inmigrantes, salvajemente reprimidos,  con un saldo de 1500 mártires.  Esta tradición permanece hasta nuestros días, como lo demostraron los  petroleros de Las Heras, que en 2006 iniciaron una durísima huelga contra el impuesto al salario y la tercerización. Esta pelea se transformó en una enorme pueblada, fuertemente reprimida por la policía local, con el aval del gobierno provincial y nacional quienes dieron la orden de militarizar. Varios compañeros fueron encarcelados durante tres años, acusados injustamente del asesinato del oficial Sayago, que cayó muerto en medio de una balacera. 

Hoy cuatro de ellos serán llevados a juicio por la justicia K, que solicitó la cadena perpetua. ¡Esta es una causa armada con el propósito de escarmentar a los luchadores de Las Heras y de todo el país, justo en momentos en que el gobierno se cae a pedazos golpeado por la crisis y las luchas!   Esta patraña se enmarca dentro del plan represivo de Cristina, los gobiernos provinciales y municipales, tengan el color que tengan, ya que pretenden aplicar el plan de ajuste y saqueo con la única herramienta que les queda, el miedo.  

La defensa de los compañeros debería ser tomada como cuestión de principios por los revolucionarios y los luchadores.  Por esto llamamos a unirnos para poner en pie una gran campaña nacional e internacional por la absolución de los petroleros de Las Heras.   Hay que hacer lo mismo que hicimos para liberar a la Gallega y Olivera o para desprocesar a tantos compañeros y compañeras, unificando esta lucha con la que estamos llevando adelante por la liberación de los presos de Corral de Bustos y Bariloche.

No hay comentarios: