ANRED

ANRED
Red Nacional de Medios Alternativos

lunes, 17 de junio de 2013

NICARAGUA, LOS CHINOS, Y LA LIBERACIÓN NACIONAL HOY EN NUESTRA AMÉRICA


_ La reactualización del proyecto de un canal interoceánico en Nicaragua rememora las aventuras del pirata Walker, quizá la mas desembozada expresión del Manifest Destiny. Precisamente entre las causas del episodio, se encuentra la idea del canal. Si esta última resulto frustrada se debió a la debilidad relativa de USA, sus conflictos internos entre Norte y Sur. Y sobre todo a la objeción de la (por ese entonces) firme presencia inglesa, que incluso llego a colocar bajo su benevolente protección a los aborígenes de la Costa de la Mosquitia; donde se encontraba el puerto del rio San Juan destinado a conectarse con los lagos interiores a fin de conformar el eje de salida al Pacifico.

_ Con todo lo esperpéntico del caso Walker, constituye tan solo un episodio revulsivo de las componendas entre oligarquías, mercenarios locales y potencias extra-territoriales. Desplazando la influencia francesa, el presidente norteamericano Teodoro Roosevelt finalmente invento un país para el canal, desmembrando Panamá de Colombia. (Si, ese mismo “progresista” encargado de re-colonizar manu militari a Cuba, según la teoría de la manzana que cae del árbol.)

_ Al fin y al cabo, ninguna liberación nos vendrá de la aceptación pasiva del lugar que otros nos otorguen. Asimismo el pensamiento emancipatorio en clave continental no es un complemento de lo restringido al territorio de los estados vigentes. Mas bien este último explicita al primero y se hace necesario y valido, en la medida que recupera sentido en su pertenencia a esa totalidad significativa.

_ A la vuelta de los años, Estados Unidos avanzara sobre Nicaragua, acordando con Inglaterra su primacía, desplazando los capitales alemanes; estrangulando descaradamente la presidencia de Zelaya, aplastando la resistencia heroica de Zeledón. Son estos dos últimos ejemplos los que nos aproximan a otra conjetura, distanciándose de las variantes de la opresión.

_ Nos referimos a ese Vietnam silenciado, que fue la guerra de guerrillas del ejercito de Augusto Cesar Sandino contra la invasión yankee. Silenciado porque logro su objetivo: la retirada militar del invasor, su derrota. La otra parte de la historia es bastante conocida: el cipayismo primero travestido de institucionalidad desarmo al ejercito libertador, para inmediatamente dar rienda suelta a la sanguinaria Guardia Nacional de Somoza (armada por los expulsados). Pero la demostración primaria de Sandino aparece en el pivoteo sobre su propia fuerza, donde se revela su destino: “Yo quiero patria libre o morir” repetirá como loco. Antes, como imperativo previo, debió desmarcarse de los bandos opositores (liberales y conservadores, en aquel momento), reflejos entre sí, los cuales actuaban según los valores y reglas del imperialismo conducente.

_ En las luchas del tercer mundo parecen repetirse las encrucijadas, y también los sofismas de los conciliadores. No hace mucho ocurrió la conmovedora y desgraciada epopeya de Subhas Chandras Bose y el Ejército Nacional Indio (ENI). Derrotado por los aliados, pero ante todo por el cerco pro-británico, formado entre el santón arcaizante de Gandhi y el cinismo de Nerhu. A ellos debe la burguesía india su desarrollo en medio de la pobreza y el atraso.

_ Esto nos lleva directamente a la polémica en torno a la estrategia de nuestra liberación nacional. Mas allá del juicio global sobre el grupo FORJA, este nos ha transmitido la exigencia de un anti-imperialismo concreto. En los años 20 del siglo xx el nacionalismo antiestadounidense gozaba del amparo de los medios consagratorios de entonces (La NaciónLa Prensa)… y también del flameante imperialismo británico todavía hegemónico en nuestras tierras. (Había mucho de la competencia de los  frigoríficos norteamericanos y su novel tecnología de carne enfriada.)

_ No desbrozar lo concreto con sus consecuencias significa asumirlas, por medio de una ignorancia cultivada voluntariamente. Decididamente no es lo mismo el plan industrial de Pinedo, cuadro técnico e ideológico de la Década Infame, que el Plan Quinquenal de Perón.

_ Recalamos en aquellas palabras de Raúl Scalabrini Ortiz: “hay muchos actos y no de los menos trascendentes de la política interna y externa del Gral. Perón que no serían aprobados por el tribunal de las ideas matrices que animaron a mi generación…la alternativa no es entre el Gral. Perón y el arcángel San Miguel, sino entre el Gral. Perón y Federico Pinedo” (R. Scalabrini Ortiz, conferencia en La Plata, 1947). No para dejar una moraleja, tan solo para reflexionar sobre ellas.

_ Sin duda, deberemos aprovechar la pugna inter-imperialista sin ningún falso miramiento; pero no como la actitud subjetiva del equilibrista, con la vanidad estúpida del que cree dominar los acontecimientos cuando únicamente los valida a posteriori y está preso de ellos. En nuestro país ningún gobierno lo ha ejemplificado mejor que el frondicismo; intentando compensar con la pseudomoneda de los hechos consumados el esquive del acatamiento a la voluntad popular, expresa en el programa votado. Como se recordara, (ya en el gobierno) el dueto Frondizi-Frigerio descubre contra todo lo afirmado anteriormente que existía un imperialismo progresista, pasible de ser usado para nuestro beneficio. ¿Cómo?: dando a las inversiones extranjeras (estadounidenses) el predominio en el desarrollo industrial. En buena porción de esta línea le precedía el APRA de Haya de La Torre.

_ Sin embargo_ volviendo a la noticia inicial_ no podemos considerar, in totus, al gobierno nicaragüense como funcional a tal o cual imperialismo. Aún está condicionado por una determinada base social, por una cierta inercia en la formación de sus viejos cuadros y en sus conexiones políticas; sin por ello cegarnos ante el otro profundo declive_ ético-político_ del sandinismo en general y de Ortega en particular.

_ Mas bien se caracteriza por un balanceo sin fiel, indiscriminado en cuanto elección de los medios: el tácticaje operado sobre la emergencia imperial de China encubriría, bajo manto de triunfo colectivo, la ocasión en la que el ventajerito consigue su tajada.

_  No hacemos estas observaciones desde la enfermiza moralina pequeñoburguesa, con toda su falsa indignación ante negociados y corruptelas. Tales nimias emociones funcionan a contrafaz analgésica de una existencia pequeña y mezquina, de presupuestos puritanos redactados por la envidia ante el goce los grandes vicios  y la vergonzosa falta de coraje para vivirlos.

_ Definitivamente para nosotros la honradez, la decencia, pero sobre todo el placer desbordante, vienen de la adhesión total a una gran causa que nos excede personalmente, nos perturba, nos desubica, nos juzga de manera implacable.

PABLO VELAZQUEZ
Foro Artiguista Entrerriano
17/6/2013
Villaguay

foroartiguista@gmail.com



En medio de protestas, Nicaragua cede a chinos el proyecto para un construir canal interoceánico

No hay comentarios: