ANRED

ANRED
Red Nacional de Medios Alternativos

jueves, 22 de agosto de 2013

Argentina “For Sale”

Los intersticios del modelo extractivo. Una política a contramando de la soberanía energética



“Tenemos que proteger nuestros recursos, el hecho de que estén en otros países es un accidente”, diría George Kennan, diplomático de EEUU en los 50 (0).

La eclosión del debate en torno de la crisis energética argentina y las fundamentaciones oficiales con respecto a la soberanía hidrocarburifera, se hacen cada vez más contradictorias; a medida que se agudiza e instrumenta estructural, operativa y políticamente el modelo capitalista extractivo, se hace cada vez más claro su verdadera funcionalidad.
En torno de esto, se evidencia la necesidad de instrumentar una planificación que se adapte a los requerimientos de un esquema de desarrollo, cuya lógica y dinámica destruye los territorios donde se asienta, basada en la implementación de una estrategia de expansión de la frontera extractiva, siendo esto el eje principal y el núcleo de la discusión actual. La voracidad de la faena extractivista necesita, fundamentalmente, además de muchos recursos hídricos, de energía para sustentar su logística y movilidad depredadora. La intensa punción que ejerce el modelo actual sobre la utilización intensiva de los recursos fósiles para la generación de esta, en todas sus formas, está deteriorando aún más el abastecimiento interno y ampliando la brecha entre la posibilidad de disponer de más recursos hidrocarburiferos para el autoabastecimiento y la importación de estos. Hacia 2011 Argentina importaba combustibles por 9300 millones de dólares, en 2012 por 10300 y con una proyección en aumento del 30% más, hacia el 2013.

Petróleo y hegemonía

A lo dicho anteriormente, se agrega que a escala mundial hay una pugna enorme entre los países desarrollados por apropiarse de los yacimientos de hidrocarburos de mayor importancia del planeta, empujado por una matriz de consumo voraz y sin límites, pero además porque el petróleo es un recurso estratégico, crítico y escaso, condicionado por la expansión demográfica y la puja por la hegemonía y el poder. Existe una relación directa, entre el producto bruto interno de los países y el consumo energético, pero hay una gran diferencia entre los países desarrollados. “Estados Unidos tiene un consumo per cápita de 11,4 kw. En Alemania y Japón, que son las economías que le siguen, el consumo es de 6Kw, mientras que en China e India (los emergentes más poderosos) es de 1,6Kw y 0,7 Kw respectivamente; Bangladesh está cerca del fondo de la tabla con 0,2 Kw…” (1) Esta gran necesidad de energía, que en el caso central de los EEUU se agudizó desde 1998, porque tuvo que incrementar sus importaciones de petróleo para mantener su nivel de consumo, también obligado por la incrementada competencia, sobre todo de China, por reservas que se hacen cada vez más escasa, como ya dijimos, y cuya explotación es aún más onerosa. Beijing ha incrementado su consumo de electricidad desde 1990 hasta mediados de la década actual. Hacia 2003 China dejó de ser exportador, para convertirse en importador neto; hoy es el segundo consumidor de petróleo después de Estados Unidos, superando a Japón inclusive. EEUU consume 20800000 de barriles diarios, (La unión Europea 12680000), China 7578000, Japón 5007000, Rusia 2858000, India 2722000, Alemania 2456000, Brasil 2372000 barriles diarios. Argentina consume aproximadamente 470000 barriles diarios, después de Sudáfrica.
La imposición de un esquema hegemónico en torno de la cuestión del petróleo tiene características centrales en el debate mundial, y marca la agenda bélica inclusive; tal es la importancia del petróleo que Washington, para mantener intactas sus reservas energéticas, dentro y fuera de su órbita territorial, hasta un tercio de su gasto militar está destinado a garantizar el libre abastecimiento de petróleo; teniendo en cuenta que desembolsa para la cuestión bélica“el 4,06 % de su PBI, es decir 607,0 mil de millones de dólares, el 41% del porcentaje del rubro a nivel mundial …” (2)
Es importante recordar que este escenario en torno de la cuestión del petróleo-energía, está marcado por un decrecimiento de la producción petrolera a nivel mundial, es decir que alcanzó su punto máximo, peak oil, después de lo cual la producción empieza a decrecer. 


Argentina Extractivista

El marco histórico en que este proceso se lleva adelante, el periodo de desarrollo capitalista y su correspondiente modelo de acumulación, determina la intensificación del modo extractivista de capital intensivo; con variadas formas, que van desde la minería metalífera a cielo abierto, pasando por la extracción intensiva de agua potable para exportación, los inmensos bosques de pino y eucaliptus transgénicos para la pasta de celulosa, y ahora también la forma extractiva intensiva, altamente contaminante de hidrocarburos por el método de fractura hidráulica, llamado fracking...

Rebelión - 22/8 - Leer Completo



Galuccio persona no grata en Entre Ríos y Argentina:

Miguel Galuccio: "Necesitamos de muchos 'Chevrones' en la Argentina"

El CEO de YPF defendió el acuerdo con la petrolera norteamericana durante la conferencia del Consejo de las Américas; "El shale es lo que Dios nos dio para comer", dijo.
La Nación - 22/8 - Leer 


dejen de robar / cópula empresaria / la tenemos adentro


por Martín Schorr / Andrés Wainer /
En las páginas que siguen el lector encontrará una radiografía de la composición actual de los principales grupos empresariales de la Argentina. Entenderá por qué las impecables intenciones nac&pop no han logrado deshacer el entuerto económico enhebrado por el neoliberalismo. Concluirá que no alcanza con la intervención estatal para que una nueva burguesía nacional resucite. Y varias malas noticias más...
Revista Crisis - Leer


ALFONSO RÍOS VELADA | RESPONSABLE DE SALUD LABORAL Y MEDIO AMBIENTE DE CCOO EUSKADI
Comisiones obreras - país vasco

Fracking, ni aquí ni en ningún sitio

Más que crisis por dependencia energética, lo que padecemos es una crisis del actual modelo energético, y no podemos seguir apostando por los combustibles fósiles




"Doce horas por Justicia" en la tragedia de Once






La luz verde a liberar a Mubarak apuntala la contrarrevolución





No hay comentarios: