ANRED

ANRED
Red Nacional de Medios Alternativos

sábado, 10 de agosto de 2013

(Paraguay) Cientos de campesinos vuelven a ocupar tierras cerca de Curuguaty



Más de 300 campesinos sin tierras ocuparon este viernes, nuevamente los terrenos de donde fueron desalojados por la policía el lunes en la localidad de Naranjito, a 60 kilómetros de la ciudad de Curuguaty. 


Los labriegos comenzaron rápidamente a construir sus precarias viviendas que fueron destruidas tras su expulsión del lugar por más de 400 policías y por orden del fiscal Jalil Rachid al comienzo de esta semana. El líder de la Organización de Lucha por la Tierra, Jorge Mercado, aseguró resistirán cualquier acción policial pues consideran que las cuatromil 500 hectáreas de tierra pertenecen al Estado y deben ser entregadas a las familias beneficiarias de la reforma agraria. La propiedad estaría a nombre de la Firma Ganadera Pindó S.A. que es representada por Rainer Bendiln y según los campesinos, fue regalada por el dictador Alfredo Stroessner sin ningún documento a Enrique Bendiln, padre ya fallecido de Rainer. Aseguraron que, por este motivo, son tierras del Estado y solicitan la entrega de unas dos mil hectáreas para que ellos puedan instalarse definitivamente. Los ocupantes reclamaron la presencia de representantes del Instituto de la Tierra y del Ministerio del Interior para dar solución a la situación planteada.






Hacia la Escuelita Zapatista



“Sin importar su edad, su credo, su color, su peso, su seso y su sexo, se han conducido, durante toda su vida, con absoluta irresponsabilidad frente al Poder en cualquiera de sus formas; han recibido el repudio de sus respectivos círculos sociales por su terco inconformismo; han escandalizado a las buenas conciencias y a policías del comportamiento; han reiterado su rebeldía y su pasión por la libertad a pesar de los asegunes; y han militado según su conciencia y no según las modas a modo. En resumen: no se han vendido, no han claudicado, no se han rendido.”SupMarcos 

Rebelión - 10/8 - Leer






En el altiplano boliviano, cerca de un importante centro aymara, en la pequeña ciudad de Achacachi, con los picos nevados de la cordillera Real a su espalda y la inmensidad del lago Titicaca al frente, se alza el edificio de lo que fue la primera experiencia de educación comunitaria. Warisata desafía el viento helado como la escuela-comunidad desafió la servidumbre impuesta al indio por los hacendados y el Estado colonial travestido en república.

Rebelión - Leer



La farsa del juicio a los genocidas

Argentina: Unos 4.300 marinos de los tiempos de la dictadura siguen en funciones - Hijos La Plata - NPH

No hay comentarios: