ANRED

ANRED
Red Nacional de Medios Alternativos

domingo, 13 de octubre de 2013

Catalunya: un Proceso Constituyente para decidir sobre todo


Público.es


Nadie dijo que sería fácil, pero hay que intentarlo. Y esto es, precisamente, lo que está haciendo el Procés Constituent en Catalunya, impulsado por la monja benedictina Teresa Forcades y el economista Arcadi Oliveres, junto a muchas personas más. Crear conciencia social, movilizar, promover la desobediencia civil y plantear una alternativa política que desafíe a quienes ostentan y monopolizan el poder.

Su objetivo, construir un nuevo instrumento político-social, basado en la auto-organización popular, leal con los de abajo y capaz de sumar, en la diversidad, al conjunto de la izquierda social y política. En el horizonte, si dichas premisas se cumplen, se expresa la voluntad de concurrir a unas próximas elecciones al Parlament de Catalunya, con una candidatura amplia, resultado de la necesaria confluencia de muchas gentes, algunas hoy dentro y otras fuera del Procés, que aspire a transformar el malestar social en mayoría política y establecer las bases para promover un proceso constituyente, que permita dotarnos colectivamente de un nuevo marco político al servicio de la mayoría.

Algunos dirán que esto es utópico, pero más utópico, desde mi punto de vista, es pensar que quienes nos han conducido a la presente situación de crisis, de la que, por cierto, obtienen jugosos beneficios, nos sacarán de la misma. Justamente romper con el escepticismo, la apatía y el miedo es el reto que tenemos por delante. Saber que “podemos”, es el primer paso para conseguir victorias concretas.

Desde que el Procés Constituent se presentó en público el pasado mes de abril, han sido numerosos los apoyos recibidos. El Procés Constituent ha sabido conectar con amplios sectores de la sociedad que perciben, en el actual contexto de crisis, la urgente necesidad de cambiar las cosas. Muchas personas de mediana edad, otras más jóvenes, e incluso mayores, sin demasiada experiencia política ni organizativa, se han sentido interpelados por un discurso que apela a algo tan esencial como imprescindible: la justicia.

Otros activistas sociales han visto en el Procés Constituent un instrumento para ir más allá de la movilización social per se y plantear una perspectiva político-organizativa de cambio. Dos años después de la emergencia del 15M, muchos son los que perciben que por más que ocupemos bancos, viviendas vacías, supermercados, hospitales… quienes ostentan el poder siguen aplicando una serie de medidas que nos hunden en la más absoluta miseria. Apostando por la imprescindible lucha en la calle, sin la cual no hay cambio posible, el Procés Constituent plantea, al mismo tiempo, desafiar el poder político-económico, también, en las instituciones. Y no para cambiar el sistema desde dentro sino para “ocupar” dichas instancias y devolverlas a la mayoría social vía un proceso constituyente.

No hay fórmulas mágicas, está claro, pero experiencias como los procesos constituyentes en América Latina (Ecuador, Bolivia, Venezuela) o la más cercana Islandia, a pesar de sus controvertidas evoluciones, son experiencias a tener muy en cuenta, no para imitar pero sí para aprender de sus aciertos y errores. En Catalunya, el debate sobre la cuestión nacional y la independencia abre una oportunidad, como nunca muchos habríamos imaginado, para poder decidir… y decidir sobre todo...




Procés Constituent abre la puerta a presentarse a las elecciones autonómicas del 2016

El Periódico de Catalunya - 13/10 - Ver nota y Manifiesto


  1. Expropiació de la banca privada, defensa d’una banca pública i ètica, fre a l’especulació financera, fiscalitat justa, auditoria del deute i impagament del deute il.legítim.
  2. Salaris i pensions dignes, no als acomiadaments, reducció de la jornada laboral i repartiment de tots els treballs, inclòs el treball domèstic i de cura no-remunerat.
  3. Democràcia participativa, reforma electoral, control dels càrrecs electes, eliminació dels privilegis dels polítics i lluita decidida contra la corrupció.
  4. Habitatge digne per a tothom, moratòria dels desnonaments i dació en pagament retroactiva.
  5. No a les privatitzacions, reversió de totes les retallades i potenciació del sector públic sota control social.
  6. Dret al propi cos i no a la violència de gènere.
  7. Reconversió ecològica de l'economia, expropiació i socialització de les empreses energètiques i sobirania alimentaria.
  8. Drets de ciutadania per a tothom, no a la xenofòbia i derogació de la legislació d'estrangeria.
  9. Mitjans de comunicació públics sota control democràtic, programari i xarxa lliure i desmercantilització de la cultura.
  10. Solidaritat internacional, no a la guerra, i per una Catalunya sense exèrcit i fora de l'OTAN.







No hay comentarios: