ANRED

ANRED
Red Nacional de Medios Alternativos

jueves, 21 de noviembre de 2013

Cara Bobos - Cristina a Diciembre

Tristeza, vergüenza, indignación




En su reaparición pública tras 40 días de convalecencia, Cristina Fernández empleó un tono amable y distendido para dirigirse a la ciudadanía por cadena nacional a través de un breve video.
En la única alusión política de su breve mensaje, expresó afecto por Hugo Chávez a través de un cachorrito. Regalo de Adán Chávez en cumplimiento de un compromiso de su hermano fallecido.
Toda una definición tácita de simpatía con el líder de la Revolución Bolivariana y, se entiende, con su ideario.
Pero una suma de errores en ese tramo del video, más una contradicción flagrante minutos después, dieron al mensaje un contenido inverso al buscado.
Cuando explicó el origen del cachorrito y su raza, la Presidenta aludió a la historia del perro que acompañó a Simón Bolívar. Contó que aquél murió en la batalla de Carabobo y explicó, para quienes no conocen o no recuerdan nuestra historia, que Carabobo fue “la última batalla en la emancipación del continente”. Y abundó: “cuando estuve en Ecuador estuve cerca del campo de batalla”.
Fernández confundió Carabobo con Ayacucho. Ayacucho, comandada por Sucre, fue la última en la emancipación del continente; Carabobo la última batalla en la emancipación de Venezuela.
Pero también erró el lugar: como se comprenderá, Carabobo no está en Ecuador, sino en Venezuela. Un Estado lleva ese nombre y el Campo de Batalla es una preciada reliquia histórica para todo venezolano de bien.
Hay más: ni Carabobo ni Ayacucho ocurrieron en Ecuador. La gloriosa batalla de Ayacucho se libró en Perú. Soldados argentinos pelearon, murieron y vencieron allí.
Tantos errores en tan pocas palabras asombra. Pero se corta el aliento al ver que la Presidente de nuestro país llama Simón a una mascota, como forma de homenajear al Libertador. Es de suponer cómo hubiera reaccionado Chávez ante este gesto.
El cuarto punto en cuestión ocurrió poco después, cuando el portavoz de la Presidente anunció la designación de Jorge Capitanich, actual gobernador de Chaco, como jefe de gabinete.
Muy lejos de la Revolución Bolivariana, Capitanich fue secretario de Finanzas de Carlos Menem y durante la presidencia de Eduardo Duhalde ocupó el cargo al que ahora regresa. En su ruptura con Duhalde, Fernández lo llamó “El Padrino”. Es pública y notoria la amistosa proximidad con la embajada estadounidense en Buenos Aires del ahijado Capitanich, quien pocos meses atrás fue denunciado por instalar una base militar para inteligencia y manejo de aviones drones en Resistencia, la capital de su provincia. Su argumentación para desmentir la denuncia confirmó con elocuencia sus lazos con el Departamento de Estado. Capitanich es además el hombre de la Iglesia, el que sirvió para que el episcopado armara el gran acuerdo de 2002. Es el jefe de gabinete de Francisco.
Carabobo no puede ser confundida con Ayacucho por quien ocupa la primera magistratura del país. Y es todavía más grave que se utilice la imagen de Hugo Chávez para ocultar la orientación del gobierno en esta nueva etapa...




La mano esclava oculta en el tomate




Las autodefensas avanzan en la toma de municipios en Michoacán




Flechas talladas mucho antes del Homo Sapiens - AIM



UNO “Utilicemos el tiempo como herramienta, no como vehículo”, dijo alguna vez John Fitzgerald Kennedy. Y algo después, sin apuro, se subió a un descapotable lento para darse una vuelta por las calles de Dallas 1963, una mañana primero azul y luego súbitamente blue, apenas pasado el medio día, hace medio siglo. Y sépanlo: justo en esa tarde de Big Bang Bang –porque en Barcelona ya comenzaba a oscurecer– un tal Rodríguez llegaba al mundo.



El pueblo venezolano reclama el poder popular para profundizar la Revolución

Voz

Testimonios de dos aguerridos comuneros socialistas y bastiones de la Revolución Bolivariana

Amado Rivero tiene 65 años y es obrero. Su principal obra es la construcción de la Comuna Socialista Che Guevara, del municipio de Palavecino, en el Estado de Lara, Venezuela.De día pega ladrillos; en las noches, supervisa los cimientos de la comuna de la que es vocero. En sus ratos libres, escribe para varios blogs y desde esas trincheras que ofrecen los medios alternativos defiende la necesidad del Estado Comunal.
En la comuna Che Guevara hay aproximadamente 18 mil habitantes. Ésta es una de las 1.401 comunas que contabilizó el Censo Comunal 2013, además de los 40.035 Consejos Comunales, y las 71.521 organizaciones sociales, según los resultados del Ministerio del Poder Popular para las Comunas.
Si bien las cifras de las comunas son alentadoras, Amado Rivero aclara que solo hay 123 registradas o pre-registradas y que la meta es formar al menos 3 mil comunas, con un buen nivel ideológico socialista.
¨Una vez alcanzado ese nivel, de más del 60% del territorio nacional cubierto por comunas, seremos nosotros quienes impulsemos una nueva Constituyente Nacional para crear el Nuevo Estado Comunal Socialista¨, afirma Rivero.
De las comunas se ha dicho que son de papel o han sido reducidas a meras organizaciones productivas, rurales desconociendo como enfatiza Rivero, que son las bases de la Revolución Bolivariana, y que reemplazarán a los municipios como base primaria, como lo propuso Hugo Chávez en su reforma constitucional, añade el líder comunero...

Rebelión - Leer

No hay comentarios: