ANRED

ANRED
Red Nacional de Medios Alternativos

martes, 31 de diciembre de 2013

Julio Gambina: “La izquierda argentina y sus desafíos: entre la crítica de la economía política y las propuestas de política económica”























En la ponencia presentada para el taller del EDI del 30 de noviembre, Julio Gambina comenzó el diagnóstico de la situación actual refiriéndose a la crisis política y a la caracterización del capitalismo local. Da cuenta, asimismo, de la precariedad laboral y del bajo nivel de ingresos de los trabajadores asalariados, remarcando que el 54,21% de los registrados gana menos de $5000. Por último, plantea una serie de propuestas desde la izquierda, destacando la necesidad de “superar formas de la organización y principios de la militancia que suponen prácticas sectarias u oportunistas que no favorecen el accionar unitario”.

Julio Gambina, Doctor en Ciencias Sociales, inicia su ponencia reflexionando sobre el papel de la izquierda, que -en sus palabras- “se agiganta ante la búsqueda de alternativa política popular de importantes sectores de los trabajadores y del pueblo”.
Respecto al diagnóstico de la situación actual, remarca que lo principal es lacrisis política. Subraya, por un lado, “la disputa por el gobierno, entre el kirchnerismo y la oposición sistémica favorable al orden capitalista y, por otro, “la alternativa política popular. Aquí hace hincapié en la lucha de calles, en la organicidad del movimiento popular, en lo institucional, en la emergencia de nuevos agrupamientos y frentes, en iniciativas de comunicación alternativa, entre otros. Para Gambina, esta crisis política es el marco para pensar la cuestión económica, ligadas a su vez a la crisis mundial del capitalismo. “Argentina es parte de la crisis aun creciendo, desacelerando, o decreciendo. En Argentina se manifiesta la crisis energética, alimentaria, financiera, económica, medioambiental, con especificidad propia y más allá de los datos de la macroeconomía”, afirma.
La ponencia continúa con la caracterización del capitalismo en nuestro país:“En los 90 se impulsó la ortodoxia neoliberal que culminó en el 2001 (…) Al acceder a la presidencia Eduardo Duhalde (2002-2003) convocó a ‘reconstruir el orden’ y unos años después, Néstor Kirchner propuso en mayo de 2003 ‘reconstruir el capitalismo nacional’, que en tiempos de transnacionalización debe leerse como la generación de condiciones para el funcionamiento del capitalismo en el orden local, lo que se logra con el aliento y presencia creciente de las transnacionales, más allá de cualquier incentivo a empresas locales, pequeñas o medianas”.
Al referirse a las perspectivas para el 2015, Gambina comienza señalanando las diferencias en relación a la política económica del gobierno kirchnerista ante las derrotas electorales del 2009 y del 2013. “No hay condiciones materiales para intentar la política del 2009-2011”, asegura y continúa:“Ahora hay caída de reservas internacionales y presión sobre el tipo de cambio, con aceleración de la depreciación de la moneda local (…) En el mismo sentido debe plantearse el fenómeno de la inflación.
Para Gambina, el gobierno intentará lograr el equilibrio fiscal“Será clave ladisminución de los subsidios, especialmente a la energía y a los transportes”, a lo que suma como posibles medidas “limitar la demanda por la actualización salarial” y el intento de “mantener el superávit comercial”.El ajuste avanza de hecho y se disimula en sus impactos más evidentes, por lo menos, mientras se pueda”, sostiene.
En este marco, Gambina afirma que “en el eje de la dinámica social de protesta se encontrará la lucha por la actualización de haberes jubilatorios y salarios de los trabajadores, tanto como subsidios de perceptores de planes sociales”. Para ilustrar esta perspectiva, utiliza cuatro tablas elaboradas por la Fundación de Investigaciones Sociales y Políticas (FISyP):
- la primera indica el porcentaje de trabajadores registrados y no registrados: solo el 49,37% son ocupados plenos y registrados...



Edenor lideró la Bolsa en 2013 y sus acciones treparon al 234%

Mientras continúan las protestas y el malestar por los cortes de luz, la compañía distribuidora se alzó con el mayor rendimiento del año. En tanto, YPF creció 196 por ciento. La Bolsa ganó casi 90% y superó al dólar y la inflación






No hay comentarios: