ANRED

ANRED
Red Nacional de Medios Alternativos

martes, 4 de febrero de 2014

Crear dos, tres… muchos Michoacán



Unos meses antes de ser capturado y fusilado, el Ché Guevara escribía desde su fallida guerrilla en Bolivia un manifiesto sobre sus motivaciones políticas. El puro título del texto sintetizaba su idea: “Crear dos, tres... muchos Viet-Nam, es la consigna.” Así, para el Ché, el objetivo debía ser replicar muchos frentes de resistencia como el del país oriental, a fin de vencer al imperialismo.
De modo análogo, hoy hay que buscar, para México, “crear dos, tres… muchos Michoacán”.
Las milicias plebeyas que han surgido en ese Estado han combatido mejor al crimen organizado que el Ejército o la Policía. De hecho, esas milicias ya habrían aniquilado al cártel de Los Caballeros Templarios… si el Estado no hubiera intervenido para evitar la toma de Apatzingán. La humillación al régimen habría sido absoluta. Lo que el régimen no había logrado en Michoacán desde que declaró la guerra al narcotráfico, el pueblo levantado en armas lo había logrado en tiempo récord.
El acuerdo firmado el pasado 27 de enero entre el Gobierno y algunos líderes de las autodefensas de Tierra Caliente, donde estos aceptaron integrarse al Ejército como “cuerpos de defensa rurales”, es, hay que decirlo claramente, un duro golpe. (Aunque aún está por verse cuántos de los 15-20 mil alzados responden al llamado.) Pero detrás de este hecho hay algo crucial. Si el Gobierno de Peña Nieto se volcó a cooptar a las autodefensas es justo porque fracasó en su política anterior, desarmarlas.
En otras palabras, el daño al régimen está hecho. El “mal ejemplo” michoacano quedó a la vista de todos y la lección es clara: el pueblo debe armarse. Con los cárteles de la droga sustituyendo o traslapándose con el Estado, no basta con protestar contra la violencia actual. O dicho con la elegancia de Marx: “El arma de la crítica no puede reemplazar la crítica de las armas”. Ante la ausencia de iniciativas audaces como la legalización de las drogas para socavar el poder del narco, la autogestión de la seguridad es una alternativa real a las clases populares para poder garantizarse la vida.
Por otro lado, la cooptación de alzados mediante su transformación en guardias rurales es una solución muy mexicana que la última vez que se usó, de todas formas ya no pudo detener la revolución que ya se había desatado. Cuando Francisco I. Madero, en 1910, recibió el fraude electoral de Porfirio Díaz, aquél huyó a Texas y desde ahí convocó a la lucha armada...







Banda Oriental:

Aumentan las denuncias por ganado muerto tras tomar agua de ríos

La mayoría de los casos provienen de zonas linderas al río Negro



La Facultad de Ciencias, concretamente su departamento de Limnología, recibió varias consultas de productores del interior cuyo ganado se enferma y muere tras tomar agua de ríos.

La situación se planteó con ganado (vaquillonas y ovejas) de Río Negro y de Paysandú. Las consultas llegaron incluso desde la regional norte de la Universidad de la República a la que se le murió ganado del que tenía para sus estudios...

...Además de las algas, que también son un problema para la OSE, hay ríos contaminados por la fumigación, en particular la que se hace para los cultivos de soja que ya ocupan 1.1 millón de hectáreas, según datos del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca...

No hay comentarios: