ANRED

ANRED
Red Nacional de Medios Alternativos

sábado, 1 de febrero de 2014

¿Y ahora qué?

Red Eco


No es intención de este artículo explicar nuevamente cuáles son las causas que dieron origen a la actual crisis; el por qué de la inflación, de la caída en las reservas y de la devaluación. Lo que queremos es repasar, junto a nuestros lectores, todo lo que hemos escrito y que nos habilita a poder decir, en esta oportunidad, que ni hablamos con “el diario del lunes”, ni hacemos “leña del árbol caído”.

En la nota Inflación y concentración económica (febrero 2013), asegurábamos que la existencia de una estructura productiva altamente concentrada y extranjerizada es una de las causas fundamentales de la inflación (1) y que, más allá de discursos del oficialismo, de la oposición y del empresariado, La culpa de la inflación no es del salario (marzo 2013). (2)

En Reformas y reservas para el modelo (marzo 2012) asegurábamos que la reforma a la Carta Orgánica del Banco Central perseguía el objetivo fundamental de utilizar los fondos para pagar deuda (es curioso releer que el artículo 3° reformado dice que la finalidad de su Directorio es mantener la estabilidad monetaria, la estabilidad financiera, del empleo y del desarrollo económico con equidad social). (3)

Hemos escrito muchos artículos acerca de la falacia del des-endeudamiento; de cómo este gobierno transmutó deuda probadamente ilegal a deuda legal (4) con los canjes 2005 y 2010, de cómo ha seguido creciendo el endeudamiento y de las consecuencias económicas, financieras y sociales que ocasiona seguir pagando deuda, con el sólo objetivo de dar señales claras para regresar al mercado internacional de capitales. (5)

Desendeudamiento e independencia (agosto 2012), Deuda si ¿Buitres no? (noviembre 2012), Dinero “oscuro”, dinero “blanqueado” (junio 2013), fueron algunos de los artículos que analizaron decisiones del gobierno y que nos llevaron a afirmar, en octubre de 2013, que: “Las últimas medidas tomadas por el gobierno ante la necesidad de obtener dólares para las descendientes reservas del Banco Central, el arreglo para pagar juicios del CIADI y acelerar los préstamos del Banco Mundial, las reuniones con organismos financieros internacionales y el representante del tesoro norteamericano, son todos hechos que ya no dejan dudas respecto a lo que venimos afirmando: este modelo no se sostiene si no es con el retorno al endeudamiento externo”. (6)

La economía argentina en inestable equilibrio (diciembre 2013), comparte, en lo esencial, el análisis de otros economistas de izquierda. Las propuestas vertidas desde ese sector de pensamiento nos llevaron a cerrar esa nota diciendo: “Estas medidas significan pensar en salidas diferentes a las planteadas desde el gobierno y desde la oposición que añora el regreso a la libertad de mercado. Sin embargo, ambos tienen en común sostener una estructura económico-productiva que permanece sin cambios desde hace décadas. Transitar por otro camino significa abandonar la idea de lo posible para adoptar lo necesario para beneficio de las mayorías populares”. (7)...

No hay comentarios: