ANRED

ANRED
Red Nacional de Medios Alternativos

jueves, 1 de mayo de 2014

SARAUS, PIXAÇAOS, ROLEZINHOS, CAROS AMIGOS: ARTIGUINHAS VUELVE EN LA FARROUPILHA SOCIAL Y CULTURAL PAULISTA

-¿Le dará al mundo, el movimiento popular brasileño, la multitud en movimiento, la gran lección ética, política y social del inicio del Siglo durante el mundial de fútbol? (Foro Artiguista Entrerriano)

-Artiguinhas Vuelve, Andresito vuelve: Originario guaraní. Nació en Santo Tomé o São Borja probablemente el 30 de noviembre de 1778. Vivió en Santo Tomé con su madre a partir de la invasión luso-brasileña de 1801. Fue educado por el cura del pueblo. Su nombre, como él lo escribía era Andrés Guacurarí; los luso-brasileños lo llamaban Artiguinhas o Andrés Tacuarí. Fue más conocido como Andresito.

Fue músico. Hablaba y escribía correctamente castellano, portugués y guaraní.

José Artigas fue su padrino quien en 1811 lo adoptó. A partir de allí se lo conoce como Andrés Guacurarí y Artigas o Andrés Artigas. (Voz Entrerriana - Leer)

-La Guerra de los Farrapos o la Revolución Farroupilha son los nombres por los cuales se conoció el conflicto republicano y posteriormente separatista ocurrido entre el 20 de septiembre de 1835 y el 1 de marzo de 1845 en la entonces provincia de Río Grande del Sur, alcanzando la región de Santa Catarina (República Juliana) al sur del Brasil. Durante este período Río Grande se constituyó en una república independiente (República Riograndense) cuyos presidentes fueran Bento Gonçalves da Silva y Gomes Jardim.
La revolución, de carácter republicano, influenció movimientos que ocurrieron en otras provincias brasileñas, como la revolución que vendría a ocurrir en São Paulo en 1842 y la revuelta denominada Sabinada en Bahía en 1837, ambas de ideología liberal. Se inspiró en la guerra de independencia del Uruguay, manteniendo conexiones con la nueva república delRío de la Plata, además de provincias independientes argentinas, como Corrientes y Santa Fe. Llegó a expandirse a Santa Catarina, con la proclamación de la República Juliana en Laguna, y a la ciudad Lages en el planalto...
...En la época del período de la regencia en Brasil, el término "farrapo" (harapo) era despectivamente imputado a los liberales por los conservadores (caramurus) y con el tiempo adquirió una significación elogiosa, siendo adoptada con orgullo por los revolucionarios, de forma semejante a la que ocurrió con los sans culottes en épocas de la Revolución francesa. Muchosesclavos negros participaron en esta guerra buscando la oportunidad de liberación... (Wikipedia)

San Pablo, de la periferia al centro

Cultura emergente. Los creadores de los barrios pobres de la ciudad más grande del hemisferio sur son los más vigorosos de las artes brasileñas y evidencian las cuentas pendientes del crecimiento económico.

...Los pixadores son el eslabón más transgresor y visible de las contradicciones de un modelo económico que hizo de Brasil un país rico y sacó de la pobreza a 50 millones de personas, pero que todavía no encuentra solución para otros 14 millones, según los cálculos oficiales más optimistas. Con las protestas por el boleto estudiantil y el despilfarro mundialista, el mundo tomó nota del descontento de la clase media brasileña, pero los sectores más bajos, con menos prensa, también expresan su descontento cada vez que sienten que el lema de la bandera verdeamarela miente y no se percibe ningún orden y progreso. El 7 de diciembre pasado, por ejemplo, cerca de seis mil jóvenes –la mayoría negros y mestizos– se autoconvocaron a través de las redes sociales en el centro comercial Metrô Itaquera, en la zona este de San Pablo. Juntos irrumpieron ruidosamente en ése y en otros shoppings de la ciudad para registrar el maltrato de la policía, los vigiladores privados, los vendedores y los clientes del centro comercial. La práctica del rolezinho , como se ha dado en llamar a estas manifestaciones, pone en evidencia el racismo, la discriminación y el retaceo al único verdadero derecho al que miles de habitantes accedieron en la última década: el consumo suntuario; zapatillas y electrodomésticos, a la cabeza. Los jóvenes protestan y la clase media les teme...

...La literatura marginal es el exponente más sólido de la cultura periférica. En 2001 ya ostentaban un sentido de pertenencia. Ese año, se presentó el Movimiento de Literatura Margina l o Movimiento de Literatura Periférica en la revista de izquierda Caros Amigos , una antología ideada y organizada por Ferréz, el autor –que se crío y todavía vive en una favela– del celebrado Manual Práctico del Odio . Esa recopilación tuvo tal repercusión que acabó teniendo tres números (2001, 2002 y 2004). “Al año siguiente del primer número de la edición especial empezó a conformarse un nuevo espacio poético llamado sarau , un espacio clave de conformación y consolidación del Movimiento de Literatura marginal/periférica que funciona hasta hoy en día como cocina de la literatura marginal. Se trata de reuniones en bares de diferentes barrios del Gran San Pablo donde los vecinos declaman o leen textos propios o ajenos frente a un micrófono, durante aproximadamente dos horas”, escribe la investigadora argentina Lucía Tennina, que durante un año y medio se dedicó a estudiar el alcance y la vitalidad de estos movimientos.
El sarau no sólo sirvió como un enorme laboratorio de literatura, funcionó también como un método de apropiación del espacio público. El lugar elegido para estos recitales poéticos, que pueden tener música o no, suele ser en bares, centros culturales y plazas. Su éxito sostenido logró trascender la periferia y llegar al centro de San Pablo. Ninguna lectura de poesía en la Argentina tiene la visibilidad del sarau ...

GUIDO CARELLI LYNCH - REVISTA Ñ - 26/4 - LEER


Reginaldo Souza da Silva, al que todo el mundo conoce como Ferréz, grita y levanta la voz: ¡po-po-esía! En un portugués cerrado distinto al que hablan los funcionarios paulistas que lo rodean y que lo traerán a Buenos Aires como una de las grandes figuras, este hombre inmenso, con pinta de hiphopero, simula un larguísimo esnifeo. Así, cuenta, a los gritos y con un poco de teatro, se lleva la poesía y los saraus a los bares de San Pablo. Así la periferia se confunde con el centro.
Su Manual Práctico del Odio sacudió la literatura brasileña y la Argentina ya es el segundo país con más títulos traducidos. En los próximos días presentará la novela Dios se fue a almorzar y el relato infantil Amanecer Esmeralda . Cuando habla Ferréz, la literatura marginal tiene otro peso específico, se percibe la tensión, la violencia y las reivindicaciones de clase. “La literatura marginal es mucho más popular y se consume más que la tradicional”, asegura. Y la sensación es que un muro más impenetrable que los caminos laberínticos de las favelas separa a los dos mundos, a los pobres de los ricos. “Cada vez que yo hablaba de lo que ocurría en la periferia era muy difícil que me entendieran, no comprendían cómo es que vivimos sin infraestructura ni salud”, dice.
–¿Qué se propuso con el Manual...?
–Yo quería mostrar un poco cómo era la vida ahí, cómo Brasil se había convertido en ese país, que está tirando a la basura la vida de muchos jóvenes por la violencia.Fue una manera de eternizarlos; hay que tomar partido, la vida vale muy poco, si tenés una charla que al otro no le gusta te matan, me intentaron matar tres veces.

Hay que tomar partido dice Ferréz, que se define como “un escritor militante”. Su militancia no se limita a la escritura o las declaraciones. Multifacético, montó una ONG educativa en plena favela que asiste a más de 65 chicos. También tiene una marca de ropa y presenta a cada lugar donde va a un nuevo autor periférico.
–¿Qué relación tiene con los autores s de sectores medios?
–La clase media me da pena. Intenta ser rica, pero no lo va a lograr. El pobre quiere ser clase media y tampoco lo logrará. Estamos jodidos. La clase media es muy depresiva, a veces pareciera que su único problema es que se le acabó el ribotril. En las Ferias muchos de ellos dicen “la literatura no sirve para nada”. No sirve para el que nació rico, tal vez. Para mí, fue fundamental en términos de transformación...

...–No es el único estereotipo que rompe. En sus libros las mujeres suelen ser más fuertes que algunos hombres.

–Plasmar a la mujer como víctima sería mentir, porque en la periferia son muy fuertes. Las mujeres van a visitar a sus hombres a la cárcel y mantienen las casas. Muchas veces, son las abuelas las que sostienen los hogares.
–Su libro infantil también rompe lugares comunes.

Amanecer Esmeralda fue un compromiso extraño, los chicos se crían con violencia y criminalidad, no son retardados que sólo pueden leer sobre hadas, hay muchos niños malos, de hecho. Esmeralda es una niña negra que crece en una favela, cuyo padre bebe...

...La especialista Lucía Tennina -investigadora, traductora de Ferréz y encargada de las actividades porteñas de los visitantes- explica que la práctica del sarau se sigue extendiendo, ya no solo por la zona sur de San Pablo, donde se originó. Antiguamente los saraus eran reuniones que las familias de la casa grande (de los señores propietarios) hacían para que se cortejara a la dama con diferentes performances artísticas, y a partir de allí ella pudiera elegir el mejor candidato. “Los cambios en la estructura social hicieron que esta práctica se olvidara, hasta que la periferia paulista decidió apropiársela, aunque haya tomado la palabra sarau casi como un significante vacío, ya que nada tiene que ver con la forma del siglo XIX”. Como dijo Sergio Vaz, el fundador del sarau de Cooperifa, uno de los más antiguos: “pensaban que íbamos a usar los bares para emborracharnos y pelearnos pero los llenamos de poesía y afectos”...

...La elección hay que verla también en contraposición al conjunto de escritores que Brasil llevó a la importante Feria de Frankfurt en 2013. Como observó un periódico alemán, entre los setenta autores convocados a representar a Brasil, había “sólo un negro –el carioca Paulo Lins – y apenas un descendiente de indios, el paranaense Daniel Munduruku”...



¿La literatura es el lenguaje?

    “No creo en la existencia de una literatura latinoamericana. Podemos pensar, en todo caso, en una literatura hispánica”, dispara Marçal Aquino, uno de los escritores más sólidos que visitarán la Feria del Libro de Buenos Aires, donde presentará “Yo recibiría las peores noticias de tus lindos labios”, recientemente editado en México. “No creo que un hispanohablante consiga leer de inmediato a Guimarães Rosa. La literatura en algún estrato es el lenguaje, no puede escaparse de esa condición. Vivimos lejos de Argentina, de Paraguay de Bolivia y de los demás países, por la lengua”, agrega.


    –¿No existen en la literatura brasileña particularidades regionales?

    –Los gauchos son otra cosa, son prácticamente argentinos. Tienen una tradición separatista...

    Rap, gritos, música: ayer tronó la poesía de la periferia de San Pablo

    La ciudad invitada de honor brindó una experiencia imperdible. Los paulistas hicieron un “sarau”, donde la poesía también se canta. Levantan el honor de los márgenes.



    No hay comentarios: