ANRED

ANRED
Red Nacional de Medios Alternativos

viernes, 27 de junio de 2014

Movimiento nacional por el no pago * ¡NI UN PESO A LOS FONDOS BUITRE!


En medio de los goles del Mundial, Cristina y su ministro Kicillof están en acaloradas negociaciones… ¡para pagarle a los fondos buitre! Arrodillándose ante el fallo de la Corte de Estados Unidos. Después de decir “no le vamos a pagar ni un peso” y someterse a los tribunales extranjeros, el kirchnerismo va a cumplir con banqueros usureros que compraron títulos a precio irrisorio y ahora quieren venderlos al 100%. ¡Basta de doble discurso K! ¡Ni un peso para los fondos buitre! ¡Que la plata vaya a salario, jubilaciones, salud, educación y vivienda, no para la deuda externa! 

Con el verso de que “nos estamos desendeudando”, el gobierno sigue pagando una deuda que viene de la dictadura de Videla-Martínez de Hoz. Con Néstor Kirchner se debían 145.000 millones de dólares, el gobierno pagó 175.000 millones y ahora se deben alrededor de 300 mil. ¡Más pagamos, más debemos! ¿Por qué? Porque la deuda es un mecanismo de saqueo, dependencia, corrupción y explotación ejecutado por una dictadura genocida que nos dejó 30.000 desaparecidos. Que aplicó un modelo de saqueo que sigue hasta hoy. 
Tan es así, que un fallo del juez Ballesteros del año 2000 señaló que esa deuda era ilegal, inmoral, ilegítima y fraudulenta. El gobierno, en vez de apoyarse en él para dejar de pagar, hizo lo contrario. Pagó de contado al FMI y reconoció toda la deuda diciendo que nos íbamos a “liberar”. Pero está claro que para emanciparnos hay que hacer lo opuesto: dejar de pagar y expulsar a bancos y multinacionales que usan al país para sus negocios capitalistas. 



Las mentiras de Cristina

Este gobierno fue el que más deuda externa pagó. Con plata de los jubilados y reservas del Banco Central, a costa de bajos salarios y partidas que tendrían que ir a hospitales, escuelas y viviendas populares. A su vez, acaba de reconocer el pago de 10.000 millones de dólares a los gobiernos de las grandes potencias (Club de París), indemnizó a Repsol y pagó los juicios iniciados por las multinacionales en el Ciadi, aumentando la deuda en estos meses y endeudando aún más a las futuras generaciones. Siempre acompañado por la oposición de los Massa, Macri y el Unen de Binner-UCR, que critican, pero “acompañan” los pagos puntuales. 
El gobierno dice que hay que “honrar” las deudas. ¡Pero las deudas ilegítimas no se pagan! También dice que haciendo “buena letra” van a venir capitales extranjeros. ¡Mentiras! En estos años se pagó de contado y los bancos y multinacionales sacaron del país más de 100 mil millones de dólares (fuga de capitales). 
También el kirchnerismo dice que hay que pagar para no volver al 2001. Pero así se está yendo a otra crisis similar. La crisis de 2001 enfrentada por el Argentinazo, se dio precisamente por pagar esa deuda usuraria. Lo que no dice el gobierno es que el Argentinazo impuso el no pago y por muchos años esa plata fue para planes sociales, comida y salir parcialmente de la crisis. Posteriormente se reanudaron los pagos con la asunción de Néstor Kirchner llegándose al actual endeudamiento en perjuicio del pueblo trabajador.
Muchos compañeros preguntarán: ¿qué pasa si no pagamos? Les decimos que miren lo que nos pasa ahora “por pagar”. Tenemos inflación, bajos salarios, suspensiones, despidos y saqueo de nuestros recursos naturales. Contra lo que la mayoría presume, dejar de pagar nos permitiría volcar esos millones de dólares a saldar la deuda social con nuestro pueblo. Y para contrarrestar cualquier “sanción o embargo”, planteamos conformar un frente de países deudores latinoamericanos. 

Miles de razones para no pagar

Mientras repudiamos el fallo de la Corte estadounidense, llamamos a conformar un amplio y unitario movimiento nacional que luche y se movilice para que no vaya ni un peso a los fondos buitre. En el camino de que se suspendan inmediatamente todos los pagos de la deuda externa. Destinando esos fondos a satisfacer las urgentes necesidades populares. Rompiendo los lazos económicos y políticos que nos atan al imperialismo. 
Un movimiento nacional conformado por comisiones internas y cuerpos de delegados, seccionales y sindicatos del movimiento obrero, el movimiento estudiantil y de derechos humanos, parlamentarios y personalidades antiimperialistas. Llamado que hacemos especialmente a la CGT Moyano y CTA Micheli. Moyano, en vez de seguir atrás de la oposición patronal, debería tomar el tema de la deuda como causa nacional. Hay que exigirle que dé continuidad al paro del 10 de abril con un nuevo paro general de 36 horas con movilización a Plaza de Mayo que incluya el reclamo por la suspensión de los pagos de la deuda, junto al de aumento de salario, prohibición de despidos y suspensiones y la nulidad del impuesto al salario (Ganancias), entre otros. Movimiento que debería planificar una gran campaña nacional. Aprobando resoluciones por el no pago en asambleas, plenarios de delegados, firmando pronunciamientos, haciendo charlas de esclarecimiento, entre otras iniciativas que ayuden a dar pasos liberadores para terminar con la sumisión y entrega que significa la deuda externa. Esta es la propuesta de Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda.


Se depositaron 1.000 millones y la Presidenta dijo: “Argentina paga”



El premio Nobel de la Paz envió una carta al juez neoyorquino en la que además advirtió sobre las "consecuencias" que puede acarrear a "los más necesitados" el pago de esta "deuda inmoral e injusta".


No hay comentarios: