ANRED

ANRED
Red Nacional de Medios Alternativos

jueves, 27 de febrero de 2014

"La hipótesis de un «leninismo libertario» sigue siendo un desafío de nuestro tiempo"

Jorge Sanmartino

Entrevista inédita con Daniel Bensaïd

25 feb 2014.- El siguiente reportaje fue realizado por Jorge Sanmartino con motivo de la visita de Daniel Bensaïd a Argentina en abril de 2006.

Jorge Sanmartino: En la conferencia que diste en Buenos Aires, en la sede de CLACSO, mencionaste que la globalización no elimina los paradigmas con los cuales pensamos la política pero sí sacude todo el sistema de conceptos de la modernidad abierta en el siglo XVII. ¿En qué medida estos conceptos han sido reformulados, o mejor dicho, qué debemos reformular y qué consecuencias tiene para la lucha de clases socialista?
Daniel Bensaïd: Sólo quería destacar la amplitud del cambio de época. Desde la caída del Muro de Berlín y la desintegración de la URSS, los historiadores hablan mucho del “corto siglo XX”, como si simplemente se hubiera vuelto a cerrar un paréntesis abierto por la Primera Guerra Mundial y la Revolución Rusa y acabado con lo que ellos consideran “el fin del comunismo”. Esta periodización permite tratar a Marx y a su herencia como un perro muerto, presentando el retorno a los filósofos liberales del siglo XVII -Hobbes, Locke- o a Tocqueville y a los “padres fundadores” de Estados Unidos como la última palabra de la filosofía política. Es notorio además que los ‘90 estuvieron marcados en el debate intelectual, al menos en Europa, por la vuelta de tuerca de esta filosofía que intenta reducir la política a una moral de gestión rechazando la carga conflictiva de la cuestión social. Alain Badiou lo subrayó mucho en ¿Podemos pensar la política? (1985) y en su Metapolítica (1998), así como lo hizo Jacques Rancière en Al costado de lo político.
En realidad el problema es mucho más profundo. Lo que trastorna la globalización es el conjunto del paradigma político de la modernidad tal como se constituyó y se sistematizó, de la Revolución Inglesa de Cromwell a la Revolución Francesa: los conceptos de soberanía, territorio, frontera, pueblo, nación, derecho internacional interestatal y guerras nacionales se articularon para proporcionar el marco del pensamiento político. Hay una ilustración muy interesante de esto en el curso de Foucault sobre Seguridad, territorio y población, que se refiere justamente a este período. Lo importante es que las políticas -revolucionarias- de subversión del orden establecido utilizaron prácticamente el mismo dispositivo conceptual dándolo vuelta: ciudadanía pero social, soberanía pero popular, liberación del territorio, socialismo estatal o nacional, etc. Es totalmente banal en las relaciones de subalternidad, tal como Gramsci las entendió bien. Pero es también lo que determinó las grandes hipótesis estratégicas resultantes de las experiencias de las revoluciones rusa, china, vietnamitas, así como de las derrotas de las revoluciones alemana y española de los años 20 y 30. La huelga general insurreccional -hipótesis de Octubre- tiene por desafío la toma de la sede de un poder oficial centralizado: la capital, “cabeza” de la nación, transformada en Comuna. No solo la de París en 1871, sino también la de Petrogrado en 1917, Hamburgo en 1923, Barcelona en 1937, etc. La “guerra popular prolongada” tiene por desafío la liberación de un territorio como desenlace de un doble poder institucionalizado territorialmente. Se trata obviamente de “modelos” límite o de ideales-tipo cuya realidad presenta siempre variantes híbridas, y es por eso que prefiero el término más flexible -por estar sujeto a la prueba de la práctica- de hipótesis estratégicas.
Ahora bien; desde el inicio del contraataque y la contrarreforma liberal -los años de Thatcher y Reagan-, el debate estratégico parece haber caído a su grado cero -lo que yo llamo un eclipse de la razón estratégica- en favor, por un lado, de las retóricas estoicas de la resistencia: “mantenerse”, no ceder, seguir siendo fiel, ante lo inaceptable, incluso si no se cree más en otro mundo posible. Y por otro lado, en favor de lo que yo llamo una teología del milagro circunstancial: Badiou y, bajo formas más moderadas, Holloway o Negri. Es justamente porque las categorías en las cuales se teorizaron las últimas experiencias revolucionarias, sin ser completamente perimidas, y sobre todo sin ser sustituidas, se tornan insuficientes para pensar el presente de la política. No tomaré más que dos ejemplos...





Declaración Final del VII Encuentro Guevarista Internacional. Mar del Plata. Argentina. Febrero de 2014



El 6° congreso del "Movimiento de los Sin Tierra" en Brasilia

Alainet


Del 10 al 14 de febrero se reunieron en Brasilia 15.000 campesinos para celebrar 30 años de lucha. El lema era: Una Reforma agraria popular.

1. El contexto


De hecho, la situación es intolerable: en 2010, 175 millones de ha. improductivas (por especulación) y casi 4 millones de familias campesinas sin tierra; una constitución inaplicada y una ley agraria casi sin efecto; 2013 ha. sido el peor año: 100 unidades repartidas y 5.000 familias reubicadas, cuando cerca de 100,000 esperan en campamentos del MST una asignación de tierras[1]...






El niño trabajador es el pobre del futuro

Países latinoamericanos debaten abolir o regular el trabajo infantil



Sojera con fuerte presencia en el país

China va por todo: compró el 51% de cerealera Nidera


• LO HIZO A TRAVÉS DE COFCO (CHINA GRAINS AND OILS GROUP CORPORATION).
• PAGÓ CERCA DE U$S 600 MILLONES.
• CONSECUENCIAS.

lunes, 24 de febrero de 2014

Tierra y alimentos sanos: una lucha para todos

Por muchas razones, el MST, Movimiento de los trabajadores rurales Sin Tierra de Brasil, es uno de los movimientos sociales más notables de América Latina.

206

Ha cambiado la realidad de millones de desposeídos en su país, además de tener una fuerte presencia en las disputas del discurso político-social de Brasil y haber inspirado a muchos otros movimientos en el planeta.
En sus 30 años de lucha y construcción, el MST consiguió arrancar al latifundio 6 millones de hectáreas de tierra, donde estableció asentamientos para 350 mil familias, un millón y medio de personas. Tiene otras 100 mil familias ocupando tierras o acampados al borde de carreteras, en demanda de tierras. Las luchas, ocupaciones y campamentos no son ni han sido fáciles, son años de vivir bajo tiendas de lona negra, muchas veces con represión violenta, por la que han sufrido decenas de asesinatos de sus miembros a manos de latifundistas y sus pistoleros, de policía militar y hasta milicias contratadas por trasnacionales, como el caso de Syngenta, responsable del asesinato del compañero Keno en Paraná. A contrapelo y como parte esencial de su lucha, en cada uno de esos campamentos de ocupación y aunque provisorios, el MST ha instalado escuela, guardería infantil y formación de adultos, además de permanentes asambleas. En cada asentamiento legalizado construyeron escuelas primarias y hay en el movimiento 50 centros de enseñanza media y técnica superior, además de haber logrado un programa especial para educación universitaria de los jóvenes de los asentamientos, que varios miles ya han cursado. Entre muchos otros aspectos y realizaciones de este movimiento multifacético, que también es miembro fundador de La Vía Campesina internacional...



¿Qué hacen ahora los Tupamaros?

Algunos pensarán al ver el título, que esta nota se iría a referir a los mediáticos miembros del gobierno actual, los ministros, el presidente y/o varios representantes del MPP, a sus idas y venidas, a sus agachadas ante el imperialismo y sus empresas multinacionales, ante su claudicación frente a los reclamos de justicia y de contra la impunidad, ante su entrega brutal de los recursos nacionales, ante la extranjerización2 y la concentración de la propiedad de la tierra1 que siguen promoviendo3, ante la contaminación de las plantaciones de soja transgénica que favorecen….


[Vídeo] 50 años de la Marcha por la Tierra y con Sendic


Estudio del INTI: Plaguicidas en la leche materna


Repsol recibirá bonos por más de 5.000 millones

POR JUAN CARLOS ALGAÑARAZ

También se supo que Argentina respaldará con garantías bancarias el pago total de la deuda. Mañana sería aprobado por el directorio de Repsol. 



COMENTARIOS DE ENTRE RÍOS EN LA PLATA

Luis Losi S.A.: Preparen, apunten... fuego

LetraP, la web con sede en La Plata (capital de la provincia de Buenos Aires), que dirige Carlos Eduardo Marino, publicó un sugestivo informe que vincula a Entre Ríos e YPF...


Entre Ríos también exigirá la absolución de los trabajadores petroleros de Las Heras - AIM



DENIS DE MORAES ANALIZA LOS SISTEMAS MEDIATICOS HEGEMONICOS Y EXPLORA SUS POSIBLES CONTRAPODERES

“Internet no es suficiente para reducir el monopolio”

En Medios, poder y contrapoder, el investigador brasileño reúne ensayos propios con otros de Ignacio Ramonet y Pascual Serrano. El trabajo pone en cuestión la configuración actual de los sistemas mediáticos en América latina. Aquí, De Moraes explica cómo se mantiene la colonización neoliberal en los grandes medios y cuáles son las estrategias posibles para limitar los monopolios. Las leyes de comunicación, Internet y las redes de comunicación alternativa...

domingo, 23 de febrero de 2014

Nunca tan fuerte un mediodía atado con alambre en Espinillo

¡Federales! No siervos”. Así reza un pasacalle de diez metros prendido en el alambrado a pasitos del arroyo Espinillo. Rojo intenso para el “federales” y el signo de admiración.
En medio de la soledad y la lluvia, el cartel interpela.
Fue colgado por manifestantes bajo un intenso chaparrón, en el mediodía de este sábado 22 de febrero, cuando se cumplieron 200 años de la Batalla del Espinillo.
Y no está solo, en verdad. Más allá, otro cartel dice “200 años de lucha federal. Basta de entrega”. Al lado uno enorme, blanco, con letras rojas sangrantes: “A los combatientes”.
En la esquina de enfrente, en un montecito: “Fuera Monsanto, Chevrón, UPM, Goldman S. Aratirí”. Y junto al  monolito que recuerda la Batalla y saluda a José Artigas: “Sí a la soberanía federal. Basta de centralismo”.


Aguacero sobre el Espinillo, a 25 kilómetros de Paraná, en el momento que manifestantes de distintos puntos de la región llegaban por la ruta nacional 18 y los caminos vecinales para protagonizar una “rueda de mate”, en la que acordaron leer documentos alusivos a la independencia, el federalismo, contra el capitalismo, contra el imperialismo; declaraciones por la vida comunitaria y cooperativa, por la integración del hombre en la naturaleza como mandan las antiguas sabidurías de Abya yala, América.
En los alambrados, bajos los árboles, se desparramaron como hormigas con palas, tenazas, alambres, cañas, plastilleras pintadas, para decir “presente” a los combatientes del Espinillo,en el bicentenario de una batalla que los gauchos entrerrianos y orientales libraron contra una invasión centralista que irrumpió para matar a Artigas. Para abortar la incipiente revolución social independentista.
Allí se vio a las chicas y los muchachos mojados de la cabeza a los pies, tensando las plastilleras, cortando los yuyos para que sus mensajes se vieran mejor.
El encuentro duró una hora y media, lo que llevó atar los carteles y tomarse unos mates bajo los paraguas. El  temporal impidió que continuaran los actos en ese lugar.
Entonces los manifestantes de la Junta Americana por los Pueblos Libres, el Foro Artiguista Entrerriano, los docentes de Agmer, algunos campesinos de la zona, varios estudiantes, se dirigieron a una casa vecina que se llama La Soñada, nada menos, para leer, bajo techo, las consignas, e intercambiar ideas sobre el significado del federalismo y de las luchas por la independencia que, según los artiguistas reunidos allí, deben continuar.
Había profesores universitarios, obreros, cooperativistas, periodistas, niños incluso. Todos mojados, leyendo y escuchando documentos medulosos que fueron redactados con jornadas de debates e intercambios.
Las declaraciones terminaban, y no por casualidad, en frases como “Artigas vuelve por el otro lado”, o “Artigas vuelve con los que luchan”, en sintonía con un eslogan que está labrado en el mármol, en el monolito del Espinillo, que dice “Lanza ayer, hoy camino, Artigas vuelve”.


Bajo un quincho hablaron, entonces, historiadores, pensadores, militantes sociales y gremiales, cantó Jorge Méndez y recitó unos poemas, y hubo lugar también para saludar la presencia activa de un artiguista censurado en estos días, Mario Alarcón Muñiz.
Los textos fueron firmados por agrupaciones de entrerrianos, santafesinos y orientales, y sus interpretaciones de la realidad actual, a la luz de las luchas federales independentistas y republicanas, merecen un capítulo aparte.
Bajo la lluvia tronó el “Mueran las multinacionales”, y se escucharon análisis medulosos en torno del auxilio que presta el estado, sea nacional o provincial, a los grandes grupos financieros, y contra los intereses de los trabajadores y campesinos. Eso, ayer y hoy.
No sintetizaremos aquí documentos que darían para decenas de páginas. Nos quedamos con la imagen de las chicas y los muchachos provistos de palas y carteles y alambres para alzar sus ideales con las fibras más fuertes que son las del conocimiento y el amor.
Un 22 de febrero nació Entre Ríos en el campo de batalla, con un pueblo sostenido en los principios de aquellas Instrucciones del año 13 y en siglos de resistencia de nuestros pueblos a la invasión europea.
Un 22 de febrero se plantó el federalismo frente al atropello de la oligarquía, que ya quería cambiar al mandón de España por un mandón en Buenos Aires, para que todo siguiera más o menos parecido.


Las organizaciones sociales, culturales, gremiales, han izado nuevamente la banda roja y no hay modo de desviar la savia profunda, milenaria, que mana de una fecha rescatada desde el pie. Esas organizaciones dicen unidad, dicen que hay que recuperar en la soberanía de los pueblos, la soberanía originaria para ponerla al servicio de la unidad. Y le gritan un rotundo no a la uniformidad, en cambio, con que el poder instituido pretende consolidar sus mercados.
¿Pero es que son masas compactas, en acuerdo absoluto? No. Son militantes que buscan honestamente sus caminos. Unos dicen “reforma agraria integral y sustentable con el objetivo de consolidar nuestra soberanía alimentaria… La tierra para el que la trabaja y la cuida, con chacras mixtas y cooperativas, con otro modelo político y social de producción”. Otros dicen “la especie humana del Abya yala desconoce los títulos de propiedad particular sobre grandes superficies porque aquí el hombre es de la tierra, no la tierra del hombre. Y menos aún acepta patentes sobre semillas toqueteadas en su genética. Esas son repudiables expresiones del genocidio de occidente”.
Unos ponen el acento en las luchas revolucionarias. Otros se sostienen en la armonía del hombre y la naturaleza que sintetiza el “sumak kawsay”, el Buen vivir, en equilibrio con el entorno. Las miradas se complementan. Y lo que en principio parece una confluencia de voces, a poco se torna voz nueva y antigua al mismo tiempo, una voz que dice que la Liga de los Pueblos Libres sigue latiendo, no en las declamaciones de arriba sino en las mateadas de abajo.

¡Salud, combatientes del Espinillo! ¡Salud, fantasmas desdibujados bajo la lluvia, sembrando conciencia en la estimulante soledad del Espinillo!

jueves, 20 de febrero de 2014

Bicentenario de luchas: No nos alquilamos para soñar

22 de Febrero 1814 – 2014: Bicentenario del Combate del Espinillo
200 Años de resistencia y lucha popular
*Documento político de la militancia artiguista*


“…Dictada por el Fondo Monetario Internacional
según una receta que se aplica indistintamente
al Zaire o a Chile, a Uruguay o Indonesia,
la política económica de esa Junta sólo reconoce
como beneficiarios a la vieja oligarquía ganadera,
la nueva oligarquía especuladora y un grupo
selecto de monopolios internacionales…”
RODOLFO WALSH
Carta abierta a la Junta Militar, 1977

"...¿Defensa de la patria? Pero bajo esta abstracción la burguesía entiende la defensa de sus ganancias y de su pillaje. Estamos dispuestos a defender la patria de los ataques de los capitalistas extranjeros, una vez que hayamos atado de pies y manos e impedido a nuestros propios capitalistas atacar las patrias de los demás, una vez que los obreros y los campesinos sean los verdaderos amos de nuestro país; una vez que las riquezas del país pasen de manos de una ínfima minoría a las manos del pueblo; una vez que el ejército, de un instrumento de los explotadores se convierta en un instrumento de los explotados..."
LEÓN TROTSKY
… “Desde el punto de vista económico, no pueden existir las “comunas libres”: “Nuestro ideal es la comuna asociada, federada e integrada en la economía total del país y de las demás naciones en revolución”. El colectivismo, la autogestión, no deben consistir en la sustitución del propietario privado por otro multicéfalo. La tierra, las fábricas, las minas y los medios de transporte son obra de todos y a todos han de servir por igual. Hoy la economía no es local, ni siquiera nacional, sino mundial. La vida moderna se caracteriza por la cohesión de la totalidad de las fuerzas de producción y distribución. “Es imperioso, y corresponde a la evolución del mundo económico moderno, implantar una economía socializada, dirigida y planificada”.
Para llenar las funciones de coordinación y planificación, Santillán propone un Consejo Económico Federal que no sea un poder político, sino un simple organismo de coordinación encargado de regular las actividades económicas y administrativas. Este Consejo ha de recibir las directivas desde abajo, a saber, de los consejos de fábrica confederados simultáneamente en consejos sindicales por rama industrial y en consejos económicos locales. Será, pues, el punto de convergencia de dos líneas, una local y otra profesional. Los órganos de base le suministrarán las estadísticas necesarias para que en todo momento pueda conocer la verdadera situación económica. De tal modo, estará capacitado para localizar las principales deficiencias y determinar cuáles son los sectores donde resulta más urgente promover nuevas industrias y nuevos cultivos. “Cuando la autoridad suprema resida en las cifras y las estadísticas, no habrá ya necesidad de gendarmes”. En un sistema de esta índole, la coerción estatal no es provechosa, sino estéril y hasta imposible. El Consejo Federal se ocupará de la difusión de nuevas normas de la intercomunicación de las regiones y de la creación de un espíritu de solidaridad nacional. Estimular la búsqueda de nuevos métodos de trabajo, nuevos procedimientos fabriles y nuevas técnicas rurales. Distribuirá la mano de obra entre las distintas regiones y ramas de la economía…”
DIEGO ABAD DE SANTILLÁN, citado por
DANIEL GUERIN, “EL ANARQUISMO EN LA REVOLUCIÓN ESPAÑOLA.
EL ESPEJISMO SOVIÉTICO”, capítulo de “El Anarquismo”, 1965
“…Porque no preguntan que me trajo aquí,
Por que ando en el agua como el surubí,
Por que me quitaron la tierra y después
Crecieron los campos de un mister inglés.
Mis gurises sin escuela,
Mi mujer por alumbrar…
Si este invierno viene crudo
Lo convido pa ’teblar.
Y pa’ peor en mi canoa
Dentra el agua por demás,
Salga de ái, no me di cuenta,
Y hable de calafatear…”
ANIBAL SAMPAYO, nuestro hermano mayor
El Río no es sólo eso”


“…Temblando, con el frontal partido por el marrón, por el marronero, cae sobre sus costillas, pesada como un mundo, la res... Cae con estrépito, de bruces sobre el cemento... balando al descuajarse su osamenta, ya sólo un pobre costillar enorme, ya sólo un pobre cuero y sangre, media tonelada de huesos astillados, hincados en toda esa vida temblorosa y atónita... Ahí se va alzando, como un pesado pingajo, atrapada por la pata por un gancho que le salta arriba, que la alza por un ojal abierto en el garrón de un cuchillazo en plena estupidez sentimental, en plena media tonelada de monstruoso dolor, incomprensible, absurdo, balando, plañidera y tonta, como un escarabajo que no piensa, mientras medita lentamente por qué duele tanto y por qué duele qué parte de quién que es ella misma, la res, abierta al descuartizamiento atroz por todas partes, que nunca habían dolido y que eran tantas partes, tan extensas... y que pastando nunca habían dolido... haciendo leche, esperma, músculos, crin y cuero y cornamenta viva, que eran la vida misma manando hacia sus adentros, vibrando tiernamente como un sol cálido hacia sus adentros... y nunca habían dolido... Ya está colgada... Las patas delanteras se enderezan, se endurecen y avanzan hacia adelante y hacia arriba, implorantes y fatalmente rígidas, rematadas en cortas pezuñas que hace un instante amasaban el barro del corral, el estiércol de otros cien balidos, dinosaurios del siglo de las máquinas, nacidos para morir de un marronazo... Ahora ya es carne azul colgada en la heladera: "Uruguay for export"...”
ALFREDO ZITARROSA
Uruguay for export
Guitarra Negra”


Pido conciencia, paisano, ya que estamos siendo manoseados.
Somos parte de un sistema que le falta el respeto a la patria...
...Un sistema que le hace la vista gorda a nuestras tierras saqueadas...
...Con un sapucay bien de adentro
Néike Federal, que hay defender la patria”

Pido conciencia”, chamamé
ALMA DE MONTIEL
CD 10 años



El 22 de Febrero de 1814, entrerrianos y orientales juntos combatimos a muerte la invasión centralista y oligárquica, funcional al imperialismo, y la derrotamos completamente en el Arroyo Espinillo, a pocos kilómetros de la actual ciudad capital entrerriana. Allí se forjó la independencia entrerriana, y se reafirmó también, en base a la imprescindible fraternidad política, la soberanía oriental. Esas soberanías particulares hoy se han perdido y las tenemos que recuperar, con un camino de lucha propio y solidario de los trabajadores y los pueblos. Con ese triunfo de nuestras armas en El Espinillo se consolidó la hermandad política del proyecto federal artiguista sudamericano, que hoy reivindicamos más que nunca frente a progres de mercado, frente a gobiernos que piensan Unasur y Celac para la foto y frente a todos los relatores de ocasión.


El 22 de Febrero de 2009, los artiguistas entrerrianos y orientales volvimos a levantar nuestra voz públicamente y nuestras banderas en El Espinillo, cuando algunos otros soñaban o bostezaban hipócritamente causas nacionales, a la par de que entregaban nuestra tierra y nuestros recursos a la expoliación neocolonialista del extractivismo. Nuestro fuerte avance ideológico, educativo y cultural hoy los hace hablar de Artigas: nuestra campaña de alfabetización política e histórica va avanzando rápidamente y seguirá avanzando desde el corazón de las luchas populares. Es notable: por más que se esfuerce, ningún charlatán pago será considerado por el pueblo trabajador como un artiguista revolucionario. Digan lo que digan, son los transas y traidores que operan para Monsanto, para Aratirí, para Goldman Sachs, para UPM Botnia, para el ajuste capitalista y la censura a las calandrias, para la Banca y los buitres concentrados y parasitarios, y para Chevrón. El artiguismo no tiene nada que ver con los ministros que devalúan y ajustan para que ganen más la Sociedad Rural y la burguesía parásita, y no tiene nada que ver con gobiernos a la deriva en sus ficciones que reorganizan, a costa de los trabajadores y de los pueblos, una gobernabilidad a la medida del capital monopolista. Pedir contención y mesura a las organizaciones sindicales frente a semejante ajuste es una política expresamente de derecha y neo-neoliberal: es la política de Isabel Perón, de Celestino Rodrigo, de Milton Friedmann y de Margaret Thatcher. Lo mismo que trampear e intentar envolver inútilmente al pueblo para que controle “precios cuidados”, es decir, aumentos de precios y ajuste cuidados, o no tan cuidados, o cuidados para que ganen más los que ya la juntaban con pala.


Ni la historia ni los pueblos los absolverán.
Artigas vuelve con los que luchan, el espíritu artiguista revolucionario vuelve, paso a paso, en cada resistencia, en cada lucha popular. Vuelve con las asambleas ambientales movilizadas y con el histórico y maravilloso primer triunfo de la Asamblea Popular cordobesa de Malvinas contra Monsanto. Artigas vuelve en las luchas contra el frácking, contra Chevrón, contra la entrega y el saqueo. Artigas vuelve con los trabajadores, los pequeños productores y los pueblos que se indignan y luchan contra el proyecto empresarial de megaminería contaminante de Aratirí en la Banda Ortiental del Uruguay. Artigas volverá y será duro contra los que permitan avanzar a Goldman Sachs con un nuevo proyecto Paraná Medio.


Artigas vuelve, y el espíritu cimarrón de los combatientes vuelve en cada lucha por la tierra, que debe ser para el que la trabaje y la cuide, con otro paradigma político, en cada lucha por el trabajo, el salario, la dignidad, la educación, la autonomía universitaria en serio, la salud, el transporte, la cultura, la justicia, el ambiente sano, los derechos humanos en serio, y en cada lucha auténtica por la emancipación. El artiguismo vuelve en cada Grito Blanco, que encuentra a la escuela pública movilizada junto al pueblo en la lucha por la justicia, el respeto y la liberación. El artiguismo está, y lo ratificamos, en la Bandera Mapuche de Zanón-Fasinpat.
El artiguismo vuelve hoy y se abraza con los encuentros estratégicos de lucha. Adhiere fraternalmente y con alegría, al nuevo Encuentro Guevarista Internacionalista organizado en éstos días por los compañeros de Fogoneros, de la Juventud Guevarista, de la O.L.A y del M.R.O, entre otras organizaciones. Anhelamos también una gran convocatoria para darle fuerza e ideas profundas al Llamamiento del 17 de Agosto. Saludamos también la iniciativa de desarrollar una Corriente Sindical Nacional clasista, promovida por los compañeros ferroviarios y por los trabajadores municipales de Jujuy. Saludamos a los que luchan con sus banderas negras bien altas y dialogando creadoramente con la dialéctica contrahegemónica. Saludamos a los que reafirman la ética rebelde de los descamisados y no le ponen precio a su militancia. Saludamos a todos los que luchan, pero que no caen en cualquier cosa. Saludamos a los que luchan contra el imperialismo, el neocolonialismo, la entrega, el saqueo, la contaminación, la desigualdad y la opresión. Seguimos pensando como el Che, que la base ética y política de un revolucionario es sentir cualquier injusticia cometida contra cualquiera, en cualquier lugar del mundo, como propia, y luchar para derrotarla y superarla.
Saludamos la honradez militante y el ejemplo de los compañeros legisladores del FIT, del Frente de Izquierda de los Trabajadores, que siguen cobrando un sueldo de laburante y donan lo demás, mientras dan las batallas en esas trincheras superestructurales.
Saludamos con alegría a todos los que luchan y anhelamos el encuentro federal y socialista de la militancia popular. Nadie pudo ni puede ni podrá sólo lograr la transformación social. Animamos al encuentro, al diálogo, al debate maduro y a la búsqueda de coincidencias estratégicas de los que luchan desde un profundo y claro espíritu clasista. Debemos evitar, a toda costa, los desencuentros, los dogmatismos y los infantilismos ideológicos, políticos y metodológicos que nos llevarán por los peores caminos, muchos ya conocidos.
Necesitamos mayor unidad de acción clasista en la pluralidad, para plantar un contrapoder obrero y popular fuerte frente al ajuste y la derechización de la política y de la economía, y para movilizar conciencias y fuerzas cada vez mayores en el debate y el desarrollo de un programa político de transición estructural liberadora.
Tenemos que superar los límites cada vez más cerrados y opresivos del capitalismo, de la dependencia, del extractivismo y del consumo fetichista. Ni consumismo, ni sociedad de consumo, ni ampliación de la pobreza estructural son los ideales de los pueblos libres y del buen vivir.
Exhortamos a los pequeños productores y a los campesinos a tomar conciencia del devenir y a no confundirse ni confundir más con sus alianzas. No es ni con Etchevehere, ni con los pooles de siembra, ni con el capitalismo agrotóxico y extractivo, ni con ningún enlace o frente promovido por el espanto que se va a llegar a algún horizonte seguro. Su camino debe confundirse con el de la lucha de los trabajadores y el pueblo por otro modo de producción y de vida social. Tampoco hay futuro con el pro macrista, ni con los que simpatizan con Capriles y con la CIA. Ese camino no es de las soberanías política, económica, popular, ambiental, alimentaria y federal.


En éste sentido, repudiamos el nuevo intento de golpe derechista e imperialista en Venezuela, y abrazamos en la lucha a todas las organizaciones populares bolivarianas, autónomas, clasistas, comunales, libertarias, socialistas que batallan contra la reacción y empujan la necesidad estratégica de profundizar el proceso revolucionario. Saludamos también los primeros triunfos del movimiento de autodefensa popular y comunitaria en México, que viene a potenciar, a su manera, la batalla que vienen dando el zapatismo, el magonismo y el clasismo militante, por Democracia, Justicia y Libertad. Saludamos al Movimiento Pase Libre y a las movilizaciones en Brasil. Saludamos con alegría a los estudiantes y organizaciones chilenas en lucha. Nos sacamos el sombrero ante el pueblo cubano, que da el ejemplo, invirtiendo un 12% de su PBI en la educación pública.
Abrazamos en éste día a todos los que luchan en toda Nuestra América por una sociedad mejor, por la unidad continental revolucionaria y por un mundo mejor.
Pero el federalismo, como dijo alguna vez nuestro querido Amaro Villanueva, es un problema mundial. Habrá paz y justicia cuando haya federalismo global, es decir, cuando sean respetadas las soberanías particulares de todos los pueblos, cuando haya justicia social y ambiental con perspectiva postcapitalista y de postdesarrollo, y cuando haya democracias continentales como base de una democracia global. Admiramos y apoyamos a los pueblos de Catalunya, del País Vasco y de Escocia, que están buscando democráticamente sus caminos soberanos. Aplaudimos el triunfo popular autónomo en Gamonal (Burgos, Estado Español) contra los meganegocios sucios y extractivos que destruyen nuestros mundos de la vida. Anhelamos que los pueblos y los trabajadores de Egipto, de Siria, de Palestina, y de Ucrania, entre otros territorios, puedan avanzar por caminos propios, realmente liberadores sin caer en la trampa de las partidocracias y oligocracias superestructurales.
Resolver el problema mundial del federalismo, superando al capitalismo y al imperialismo en todas sus formas, implicará resolver el drama político del cambio climático generado por la contaminación sistémica. Hoy los pueblos se inundan por un clima enloquecido por la irresponsabilidad burguesa y humana en sus distintas dimensiones: contaminación, desmonte, saqueo, falta de previsión, organización y solidaridad activa, política y social.
No nos alquilamos para soñar sueños individualistas, estrechos y posibilistas. No aceptamos más convidos a calafatear. Queremos profundizar un camino propio de coordinación y unidad de los que luchan para que de verdad haya un futuro distinto.
Con toda la fuerza, y frente a la crisis y el ajuste del “capitalismo en serio nacional y popular” y del “progresismo frenteamplista”, reivindicamos hoy, junto a las organizaciones obreras y populares que luchan por la dignidad, la justicia y la emancipación:
-Nacionalización con control de los trabajadores y el pueblo del comercio exterior, de la banca y de los principales medios de producción de la riqueza. Nacionalización 100% con control obrero y popular de YPF, del servicio eléctrico, del agua potable y de los ferrocarriles. Expropiaciones sin indemnizaciones. Consejo Económico Federal.
-Suspensión del pago de la deuda externa usuraria y fraudulenta, y auditoría de la misma. Suspensión del pago infame a los delincuentes de Repsol. Suspensión del pago de las deudas provinciales, incrementadas con el ajuste usurario devaluatorio.
-Reforma agraria integral y sustentable con el objetivo de consolidar nuestra soberanía alimentaria, tal como la entiende la Vía Campesina y otros movimientos populares. La tierra para el que la trabaja y la cuida, con chacras mixtas y cooperativas, con otro modelo político y social de producción.
-Fusión de todos los programas sociales en un plan trabajo digno y en un plan primer trabajo para los jóvenes.
-Derecho a la Autodefensa obrera, popular y comunitaria. Combate real al narcotráfico y a las mafias.
-Derecho a la autodefensa ambiental. Saludamos el fallo de la justicia entreriana a favor de la defensa propia de Julio Cesar Ariza en la zona rural entrerriana de San Benito.
-Devolución federal de recursos y poderes de la Nación a las Provincias, previo paso a una Asamblea Popular y Federal Constituyente tanto a nivel nacional como continental, sin reelecciones ni especulaciones politiqueras, donde el centralismo unitario quede enterrado concretamente para siempre.


-10% del PBI para la educación pública. Aumento del presupuesto para la salud pública también.
-Salarios mínimos de los trabajadores equivalentes a la canasta familiar real y completa que hoy se encuentra entre los $9.000 y $10.000 mensuales, cláusula gatillo contra la inflación y paritarias abiertas no anuales.
-Control antimonopólico real de precios.
-Consulta popular por nuestros bienes comunes.
-Juicio popular y castigo a todos los corruptos, devolución de los dineros
robados.
-Democratización real de los medios de comunicación.
-Libertad a los compañeros petroleros de Las Heras y a todos los presos por luchar.
Fuera Monsanto – Fuera Chevrón – Fuera UPM Botnia – Fuera Goldman Sachs – Fuera Aratirí ¡


Fuera capital transancional – Basta de Saqueo, entrega, concentración, exclusión y contaminación.





-SÍ A LA SOBERANÍA FEDERAL ENTRERRIANA - BASTA DE CENTRALISMO 


-SI A LA SOBERANÍA ORIENTAL Y CONTINENTAL. No al estado tapón y al chauvinismo antihistórico y antiartiguista.

-Por la unidad de los luchan con acciones autónomas y con un horizonte de emancipación.
-Por una Economía Política alternativa, de los Trabajadores, el Pueblo y la Tierra.


FORO ARTIGUISTA ENTRERRIANO
COMPROMISO REVOLUCIONARIO – R.O.del Uruguay
VECINOS EN MOVIMIENTO – Canelones y Durazno – R.O.del Uruguay


...El sistema soviético es la única respuesta universal descubierta hasta ahora por la clase
obrera de cómo organizar su actividad independiente durante y después de la revolución.
Permite a todas las fuerzas dentro de la clase obrera —y a todas las capas trabajadoras y
progresistas de la sociedad en general— vincularse en una confrontación abierta y simultánea entre las diferentes tendencias que existen dentro de la clase misma. Cualquier verdadero sistema soviético —es decir, el que en realidad es elegido por las masas trabajadoras y que no ha sido impuesto sobre ellas por este o aquel aparato con poder selectivo— podrá, por lo tanto, ser capaz de reflejar la diversidad ideológica y social de las capas proletarias que anteriormente han sido enfatizadas.
Un consejo obrero es en realidad un frente unido de las
tendencias políticas más diversas que están de acuerdo en un punto central:
la defensa común de la revolución en contra del enemigo de clase.
(De la misma manera, un comité de huelga
refleja la más amplia variedad de diversas tendencias entre los obreros
únicamente con una excepción: incluye sólo las tendencias que
están participando en la huelga.
Los esquiroles notienen un lugar en el comité de huelga...”
ERNEST MANDEL
Teoría organizativa, centralismo democrático y
democracia soviética”, en

 “La Teoría Leninista de la Organización”

miércoles, 19 de febrero de 2014

VII Encuentro Guevarista Internacional

Adhesión del Foro Artiguista Entrerriano

domingo, 16 de febrero de 2014

De la Autodefensa a la Insurrección Masiva: A preguntas esenciales, respuestas precisas

Lo cierto es que trata de una respuesta legitima al sufrimiento de años de violencia en manos del crimen organizado con el auspicio cínico del gobierno. Lo que pase lo decidirán los pueblos.

130225083857autodefensasmexicostorytop.jpg

1. ¿Qué son las policías comunitarias?


Para respondernos, tenemos que recordar que Mesoamérica fue integrada violentamente al sistema mundo capitalista europeo desde el siglo XVI como una periferia significativa que da cuenta fehaciente de su inmenso poder expansivo. Su influencia ha configurada su vasta geografía y fue determinante para su numerosa población originaria supliendo en mucho su sólida apuesta civilizatoria. Al ser producto de una invasión, América tuvo un carácter antagónico al capitalismo y se integró a contracorriente al moderno sistema mundo, quedando como una periferia impetuosa, así paso a formar parte de una larga historia universal de resistencia, que para Europa se remonta a Esparta.


Si en Europa, centro por antonomasia del sistema mundo capitalista, han resistido pueblos originarios marginalmente como experiencias históricas exóticas, diferentes y alternas a la civilización capitalista dominante, América como periferia no podía ser la excepción. Al ser los perdedores en la apuesta por el dominio, sus pueblos fueron despreciados por la ciencia dominante que con su visión lineal los descalificó clasificándolos como formas inferiores de desarrollo e ilegitimando sus conocimientos. Sin embargo, la inercia sistémica los integra a la misma modernidad que los Estados nacionales que los intentan desaparecer. Pero además lo hacen con la peculiaridad de funcionar entre dos mundos que están en total oposición. Esta paradoja ha determinado las estrategias de su organización social y política, haciéndola, ya no sólo por circunstancias históricas, sino en lo concreto, fundamentalmente anticapitalista. La necesidad de subsistir y prevalecer en un contexto adverso, muchas veces en una geografía hostil, ha derivado en la práctica de relaciones sociales más naturales que a lo largo de la historia no solo han garantizado la vida de la especia humana sino han propiciado su evolución: son estructuras comunitarias, en contraparte al indivualismo exacerbado del capitalismo, son fundamentalmente democráticas e igualitarias, frente al autoritasmo jerárquico de la sociedad de clases capitalista, y son profundamente solidarias, contra el egoísmo enfermizo capitalista. En México, Ricardo Flores Magón con la sensibilidad que lo caracterizaba, supo reconocer el potencial renovador y antisistémico de estos pueblos. [i]



Dedujo que proponían una modernidad alternativa al refuncionalizar formas ancestrales de organizacion para resolver los retos que les imponía la modernidad capitalista. Respondían también a los planteamientos que en Europa los pensadores anarquistas y socialistas, basados en las experiencias de las clases subalternas (campesinos y obreros) estaban planteando: La noción de propiedad comunal de la tierra , el trabajo en común, el concepto colectivo, democrático y participativo de la autoridad y la ayuda mutua. En México, la imposición del proyecto civilizatorio occidental se enfrentó a una tradición cultural igualmente fuerte, global y universal –aunque a escala continental- impidiendo la implantación de la cultura europea en su totalidad. Sus tradiciones no sólo persistieron desde Alaska hasta la Patagonia, también tuvieron la capacidad de transformar las de la cultura dominante. 



Sus estructuras sociales, religiosas y políticas quedaron casi intactas a pesar del ejercicio implacable y despótico de Estados genocidas que, con el argumento del progreso, han sostenido una guerra de exterminio perenne, siendo el caso más exitoso el de Estados Unidos. Tan grande es la fortaleza de su modernidad civilizatoria que han resistido empecinadamente. Las policías comunitarias que existen prácticamente en todo el país (en el norte los Seri y los Yaqui, en el sur los mayas de Chan Santa Cruz, en Guerrero la Policía Comunitaria, en Michoacán ,Cherán) son resultado de esta propuesta organizativa. Es un instrumento de justicia alternativo que forma parte de prácticas civilizatorias de larga duración histórica que anteceden al Estado Nacional mexicano y que han funcionado, a veces de manera más efectiva, paralelamente a las estructuras e instituciones capitalistas. Su función es garantizar la existencia de comunidades en peligro de exterminio por este sistema económico que los amenaza desde el siglo XVI y proteger su territorio. De entrada esta función de salvaguarda y preservación no responde a la lógica de destrucción y rapiña del capitalismo; de la misma manera es legitimada por una clase desposeída, y no facultada para el ejercer la violencia arbitrariamente en defensa los privilegios de la clase dominante, como el caso de las policías del Estado. La violencia se ejerce en legítima defensa, no como forma institucional de control y dominio. 



La crisis estructural del sistema capitalista es en concreto el fracaso de sus instituciones. Los Estados nacionales se convierte en simples administradores de los grandes capitales, y las políticas son impuestas de forma violenta y autoritaria para asegurar los privilegios de una minoría en detrimento de las mayorías desposeídas. Al ser instrumentos para garantizar estos privilegios abandonan su función histórica por el bienestar común rompiendo el pacto social que los legitima: la educación se vuelve un negocio y no un derecho, la salud un privilegio, la policía y los ejércitos no garantizan la seguridad y son usados para reprimir el descontento y despojar a los pueblos de sus recursos. Es decir que la misma institución que debería garantizar el bienestar de la población, los deja sin nada, ni siquiera el derecho a vivir en sus territorios en paz. Ante este abandono, los pueblos recurren a sus tradiciones para poder sobrevivir reconstruyendo autónomamente una alternativa tan antigua como innovadora de organización social. Tal es su trascendencia que los Estados modernos han tenido que reconocer la existencia de los derechos colectivos, como la libre determinación y autonomía, garantizando estas formas de autogobierno. En el caso del agonizante y patético estado mexicano, este derecho está incluido en el artículo segundo constitucional. 



Con este antecedente, podemos afirmar que las Policías Comunitarias cuentan entonces con un fundamento histórico –principalmente indígena- y una legitimidad social avalada por una comunidad y gestionada por gobiernos tradicionales. Incluso para el mismo estado mexicano son una entidad legal. Pero ya mencionamos que la dinámica voraz del capitalismo convierte a sus instituciones en instrumentos de la expoliación y el estado mexicano es un vergonzoso ejemplo de este proceso: lejos de hacer valer la ley, es el sumiso defensor de los intereses de los grandes capitales que pretenden a toda costa hacerse de los recursos en territorio de estas comunidades. Y violando la ley que debería hacer valer utiliza todo su poder para combatirlas, financia grupos criminales y paramilitares lanzándolos contra la población que tiene el deber de proteger. El estado entonces mata, encarcela, hostiga a los pueblos, siguiendo la lógica del sistema que lo construyo –la democracia burguesa- es un instrumento del capital y los pueblos se defienden de este último embate del sistema que los invadió hace 5 siglos como lo han hecho siempre.



2. ¿Qué son las autodefensas?...

Brenda Aguilar - Anarkismo.net - Leer Completo



Frente al intento de golpe de estado en Venezuela: ¡NO PASARÁN! – La Revancha- Contragolpe- Escuela Itinerante de Arte Popular – Bandera Negra

Abajo la intentona golpista
venezuelaVenezuela vive momentos de real tensión. Sectores de la MUD, el caprilismo y de la ultraderecha se filtran en las calles para generar un verdadero estado de convulsión social y atentar contra la expresión propia de la voluntad popular venezolana.
Muertos y varios heridos son el saldo de las jornadas que estos grupos, impulsados por grandes sectores del poder económico, armaron premeditadamente con el fin de encabezar un intento de golpe de estado contra el gobierno de Nicolás Maduro y el legado de Hugo Chávez Frías.
Tal como recientemente en Honduras, Ecuador y Paraguay, sectores derechistas amparados por intereses pro-imperialistas se organizan conspirativamente para arremeter contra las conquistas populares y procesos que, con sus límites precisos y desarrollos, han sabido capturar porciones enormes de la sensibilidad de los pueblos.
Nos oponemos firmemente a la complicidad mediática mundial que pretende señalar como culpable de estas jornadas, al propio régimen político y al pueblo venezolano. Contrariamente a lo que sucede en Venezuela donde militantes chavistas son asesinados por bandadas fascistas de la derecha, las grandes corporaciones mediáticas locales y del mundo, desconciertan sobre el rumbo de los hechos. En la Argentina, los monopolios mediáticos junto a militantes del PRO y de organizaciones políticas reaccionarias, continuaron el curso de criminalización hacia el pueblo de Venezuela.
Rechazamos categóricamente la teoría de sectores que, bajo el manto de oposición democrática, las jornadas que se viven hoy en Venezuela están signadas por la represión y persecución estatal a “luchadores” sociales. Se trata lisa y llanamente de sectores estudiantiles y de la oposición pro imperialista que desatados por el odio hacia el proceso de construcción de poder popular, pretenden llevar a Venezuela hacia políticas regresivas y de desmantelamiento del proceso de transformación social. Mediante consignas que velan de un carácter progresista, estos verdaderos golpistas pretenden descomponer el camino de radicalización que sectores del chavismo quieren imprimir al carácter de la revolución bolivariana.
Fortalecer las debilidades estructurales...
Bandera Negra - Leer Completo