ANRED

ANRED
Red Nacional de Medios Alternativos

jueves, 8 de enero de 2015

El alma entrerriana no es lo que se vio en Diamante

Por Mauricio Castaldo (*)
 El alma entrerriana no es lo que se vio en Diamante
Después de haber presenciado una noche musical maravillosa, el sábado 3, en el Festival del Jornalero en la Plaza del Barrio Sur de María Grande, donde más de tres mil personas pudieron disfrutar –entre otras cosas– a un Jorge Méndez que festejó los 50 años de la mítica canción que le da su nombre a la Plaza y al Festival –del que es el padrino- acompañado de los gurises y los profesores del Taller Infantil “Con la Música a Todas Partes” de Agmer María Grande, nos dispusimos en familia a mirar este domingo el Festival de Jineteada y Folclore Diamante, a través de la TV Pública.
La verdad que como entrerriano uno no puede dejar de expresar su decepción, su bronca y hasta su vergüenza por la estrechez y las contradicciones de lo que se vio, siendo todo, por supuesto, materia de opinión y discusión.
En primer lugar, se presentó el Ballet local con un homenaje al Bicentenario del Congreso Artiguista de los Pueblos Libres –que será el 29 de Junio– pero realizando una performance que alguien organizó en base a un cielito “nacionalista” basado en destacar a Manuel Belgrano y la Bandera Argentina. ¿Hace falta recordar que si hubo un enemigo público del federalismo y de las ideas republicanas ese fue Manuel Belgrano?
No vamos a culpar a los bailarines, por supuesto, que hacen lo que pueden o lo que algunos programan. Pero está muy claro que los límites de la cultura estatal nacional y popular están cada día más expuestos.
No puede ser que la política cultural oficial de la provincia berretee tanto un Festival, que es televisado a todo el país.
No puede ser que sean siempre más o menos los mismos los que gozan de los negocios de la política de cultura.
No puede ser que organicen con más dedicación una infame playa oficial de palmeras electorales en Mar del Plata que un Festival de ésta importancia. Estamos hartos de éstas estafas ideológicas, historiográficas, musicales y culturales...

No hay comentarios: