ANRED

ANRED
Red Nacional de Medios Alternativos

viernes, 16 de febrero de 2018

EL AVISO DEL CARAU: la política entrerriana puede terminar bebiendo su propio veneno


...A esta altura de la conversación, oí a lo lejos el grito quejumbroso del caráu que,
triste y solitario, vaga entre los pajonales a la caza de caracoles viajeros, y notando
en la cara de Ño Ciriaco algo así como una sombra, inmediatamente pensé en que
no era el ave la que gritaba, sino alguno de los habitantes del rancho que, en forma
tan original como inusitada, preguntaba si aún no había desaparecido el peligro”
FRAY MOCHO, “Camalotes. En las Tierras Bajas”, cap.3 de

"No podemos hacer acuerdos que favorecen a un actor industrial
o agrícola a miles de kilómetros, que tiene otro modelo social
o medioambiental y que hace lo contrario de lo que nosotros
imponemos a nuestros propios actores"
Macron puso un freno al acuerdo con la UE,
pero siguen las negociaciones”, Luisa Corradini,
La Nación, 26/1/2018


 “...Y nosotros pensamos que podemos nacer y vivir sin mitos,
sin historia. Eso es una enfermedad. Es absolutamente anormal”
La importancia de los mitos”


Fray Mocho -José Sixto Alvarez, aquel gran periodista y escritor entrerriano que dirigió “Caras y Caretas” en BsAs, cuando clareaba el Siglo XX- concluye su libro ya clásico “Un Viaje al País de los Matreros” con el capítulo “El Caráu”. El Mocho no pudo escapar a la fuerza y a la interpelación de esa leyenda popular. Martiniano Leguizamón también la repasa en “Recuerdos de la Tierra”. La historia dice que un joven que cuidaba su anciana y enferma madre es enviado por la misma al pueblo a buscar medicinas, pero el mozo se encuentra con la joda en el pueblo y sigue de joda, olvidándose de su madre, hasta que alguien le avisa que la misma ha muerto. En su imperdonable vuelta, se transforma paso a paso en el Caráu, ese ave cuyo canto, cuyo aviso, a la caída del sol y como un eco espiritual, conmueve la psiquis de nuestro pueblo.

Algunos dicen que Tupá, o Dios lo castigaron o lo condenaron, pero siguiendo el método de análisis del gran investigador y ensayista santiagueño Bernardo Canal Feijoo -que articuló la reflexión psicoanalítica profunda y la etnografía con los estudios históricos de nuestro folklore-, podemos pensar que antes que la idea religiosa colonial de la “condena” o el “castigo”, originariamente la leyenda del Caráu se trata de un aviso. Y que en el fondo hay un sentimiento de culpa social. Y que, alegórica e inconscientemente, la Madre de la que hablamos es nuestra Madre Tierra. (1)






LA CONDENA FRAY MOCHO Y LO QUE QUEDA DE AUSCHWITZ


...Vea patroncito, cuando oiga llorar al ñacurutú
en una tapera, al caraú entre los pajonales
ó lo chifle una viudita desde algún cardal,
aflójele no más la rienda y pegúele un chirlo
al pingo porque es mal agüero si uno se para
y los ve !...”
Mama Juana”, en
Recuerdos de la Tierra”


...Hoy para actuar una transformación política necesitamos
reactivar energías psíquicas perturbadas, y para hacer eso
necesitamos una creación propiamente poética, artística...”
FRANCO “BIFO” BERARDI

Las leyendas son la filosofía del pueblo acomplejada en su devenir, y los animales portadores o protagonistas de las leyendas son la conciencia del pueblo, o su subconciente -inconsciente folklórico, para decirlo como el brasileño Arthur Ramos-, como querramos pensarlo. El Estado Entrerriano hace tiempo entrega un Premio Fray Mocho a exponentes destacados de sus letras y su cultura. Ahora bien, sería bueno que los gobernantes y funcionarios entrerrianos leyeran a Fray Mocho, porque en las páginas del Mocho está el aviso del Caráu, y ese aviso es claro: si no cuidamos la tierra, no cuidamos al pueblo, y si no hacen y si no hacemos eso, nos vamos a lamentar trágicamente todo lo que nos quede de vida. Hay un Premio Fray Mocho, pero hay también una Condena Fray Mocho a aquellos políticos, empresarios y a los cómplices de los mismos, que han llenado de veneno, cáncer, sufrimiento y muerte a nuestro pueblo.

Las noticias de los últimos tiempos muestran el avance del veneno y del cáncer en los pueblos entrerrianos, en su cielo, en sus arroyos y sus ríos. Es terrible: “San Salvador capital del cáncer”, “Urdinarrain lidera el ránking mundial de contaminación por glifosato”, “Italia difunde la tragedia argentina de los agroquímicos”, y entre las últimas, la más triste, lamentable y evitable, que nos muestra que “la mitad de los niños con cáncer, internados en los Hospitales Garrahan e Italiano, de BsAs, son de Entre Ríos”. El destino sin una queja de nuestros pobres gurises y de nuestras familias los lleva al calvario oncológico y a la lucha diaria contra la muerte. Por culpa del capitalismo extractivo y la complicidad de los gobernantes, Entre Ríos es hoy un Auschwitz de los agrotóxicos, y es responsabilidad del gobierno, de los legisladores y de los empresarios, detener este crimen ambiental y social. (2)



ANCLAOS EN PARÍS. ROBIN Y PEYRET

“...Aqui estoy varado, sin plata y sin fe...
¡quién sabe una noche me encane la muerte...”

Hace pocos días -el 21 de enero, para ser precisos-, el gobernador Bordet fue invitado por el Presidente Macri y el ministro Etchevehere a participar de un viaje político de negocios a Europa y Rusia -negocios seguros para Europa y Rusia-. Toda la prensa, incluyendo la oficial, informó el rechazo in your face del presidente francés, Emmanuel Macron a un acuerdo de libre comercio de los sudamericanos con la Unión Europea ya que, “varios países del Mercosur, como la Argentina, utilizan en la agricultura glifosatos y organismos genéticamente modificados, prohibidos en Francia y obstinadamente resistidos por la opinión pública” (3). Los logros de la larga lucha ambientalista francesa y europea, y el proteccionismo de los que cuidan lo suyo dejó anclaos políticamente en París al presidente emoji y al gobernador garçon. La burguesía argentina y los buscavidas de la política vuelven a dar lástima en la ciudad de los Champs Elysées. La historia parece repetirse, una vez como tragedia y otra como comedia.

¿Habrán tomado nota el presidente y el gobernador de la lección francesa?. No puede ser más clara. ¿Les habrá dado un poco de vergüenza, como a nosotros?. Es urgente que la política entrerriana, y sobre todo, nuestra movilización popular, sean un ejemplo para la Argentina y para Nuestra América-Abya Yala. Hay un nuevo pronunciamiento en marcha y una exigencia constitucional y vital en cada planteo y en cada movilización ambientalista y social. Podríamos volver a aprender de lo mejor de Francia e integrarlos a lo mejor de lo nuestro: Marie-Monique Robin -la autora de “El Mundo según Monsanto”, convencida de que el mundo se puede alimentar sin agrotóxicos- podría venir a enseñar a nuestras universidades, nuestros terciarios, nuestros magisterios y nuestras escuelas, así como vino a enseñar una vez Alexis Pierre Louis Édouard Peyret, nuestro Alejo Peyret (4).


HISTORIA, RESPONSABILIDADES Y VIOLENCIAS


...¡ Se había divertido! ¡Ahora ya era tiempo de sentir!
¡Se vistió de luto y ganó los pajonales, llorando a su difunta querida…!
¡Desde entonces se le ve todo de negro, solo, parado en lo más enmarañado
de los carrizales, mirando el agua con sus ojos colorados, que no son así,
sino que están enrojecidos por el llanto!...”
FRAY MOCHO, “El Caráu”, Cap.22 de


“...Turista que andas al rio tal vez sin mirarle el alma 
si queres probarle el pulso tantíale la correntada...”
ANIBAL SAMPAYO

El gobierno provincial y cada legislador sabrá si traiciona la historia entrerriana o no. Nuestra provincia fue ejemplo de refugio para el mundo, cuando Europa vivía la guerra y la barbarie necroquímica nazi. Exigimos al gobernador Bordet, al presidente de la Cámara de Diputados -Sergio Urribarri-, y a todos los legisladores la suspensión del tratamiento de ésta ley de agrotóxicos que flexibiliza las posibilidades y distancias de fumigación y envenenamiento. Exigimos también la apertura de una Mesa de Discusión Política Provincial, donde gobernantes y funcionarios se sienten paritariamente junto a productores y organizaciones ambientales y gremiales, a definir una transición política a un modelo social y ambiental realmente más sustentable.


La responsabilidad política tiene y tendrá
nombres y apellidos


El pueblo oprimido reclama Entre Ríos Si – Entre Venenos No. Cada político, cada legislador y cada persona que sea cómplice de la aprobación de ésta ley inconstitucional será responsable por cada gurí enfermo y por cada sufrimiento, enfermedad y muerte que nuestro pueblo padezca por los negocios agrotóxicos. Cada político posibilista será responsable por la judicialización del reclamo: allí está el drama de nuestra compañera docente Estela Lemes, allí está el fallo judicial a favor de nuestra compañera Mariela Leiva. Cada político y cada funcionario cómplice de ésta infamia será responsable de la violencia que se genere cuando al pueblo no le quede otra que hacer uso del derecho a la defensa propia.

A cada político especulador y a cada empresario delincuente le retumbarán para siempre las palabras de Alesio Domínguez, ese joven productor de Urdinarrain que no dudó en usar un arma para defender su familia y su mundo vital. Que toda la clase política y empresarial escuche a Domínguez, escuche el aviso del Caráu:

"Sentía el olor a veneno en la boca, en el mate. Así que cargué el fusil que uso para cazar y, cuando el mosquito se acercó, salté el alambre y encañoné al dueño. Le dije: ‘ustedes me fumigan como si fueran los amos de todo, porque son gente de mucha plata y están acostumbrados a pasar a la gente por arriba, pero si yo los tengo que cagar a balazos para que no envenenen a mis gurises, lo voy a hacer. Tengo balas para todos(5).

Prof. Mauricio Castaldo
Secretario de Formación de Agmer María Grande
Editor de la Página del Foro Artiguista Entrerriano
Facebook: Mauricio Castaldo
Twitter: @castaldoedgar
16/2/2018




Notas:

(1) Una versión de la Leyenda del Caráu, y el hermoso chamamé de Zito Segovia, en http://www.guiaamarilladeformosa.com/el-carau---leyenda-guarani.html. Los enlaces a las obras de Fray Mocho y de Martiniano Leguizamón están a un click en la línea que los cita, como ocurre con otras notas que son fuentes de ésta columna. Una introducción al pensamiento de Bernardo Canal Feijoo la realiza Gisela Fabbian, en http://www.boletindeestetica.com.ar/wp-content/uploads/Boletin-de-Estetica-N36.pdf.


(3) Luisa Corradini, "Macron puso un freno al acuerdo con la UE, pero siguen las negociaciones", La Nación, BsAs, 26/1/2018, ver https://www.lanacion.com.ar/2104074-macron-puso-un-freno-al-acuerdo-con-la-ue-pero-siguen-las-negociaciones.

(4) Marie-Monique Robin, "Se puede alimentar al mundo sin agrotóxicos", en http://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/se-puede-alimentar-al-mundo-sin-agrotoxicos. Y "El Mundo seg{un Monsanto", en https://www.youtube.com/watch?v=V7GiLX7rPMg y en https://www.youtube.com/watch?v=qowwlAB9qjE.

(5) La defensa propia de Alesio, en http://www.elfederal.com.ar/saco-su-arma-para-proteger-a-sus-hijos-de-los-agrotoxicos-en-entre-rios/. El fallo a favor de la docente Mariela Leiva, en http://www.diaunonoticias.com.ar/fumigaciones-el-fallo-historico-y-ejemplar-de-la-justicia-entrerriana-sentara-precedente/ La lucha de Estela Lemes, por ejemplo en http://www.elfederal.com.ar/entrevistamos-a-estela-lemes-la-maestra-que-se-enveneno-con-glifosato/ Puede releerse también la primer defensa propia notoria que realizó la familia Ariza en San Benito, en http://www.analisisdigital.com.ar/noticias.php?ed=1&di=0&no=178949

No hay comentarios: